viernes, 11 de julio de 2008

Inmigración II

Acabamos de leer lo sucedido en las costas de Almería, 15 inmigrantes subsaharianos después de estar a la deriva 6 días han fallecido. Otros treinta y tres han podido ser rescatados.
De acuerdo con la Directiva de la Vergüenza, estos seres humanos, aparte del sufrimiento que arrastran consigo, pueden ser detenidos, y estar hasta 40 días encarcelados, como si fuesen unos delincuentes.
"Lo único que han tratado es de sobrevivir, de ayudar a sus familias".
¿No tienen derechos?
¿Está prohibido intentar progresar en esta tierra?
¿No estamos haciendo esto nosotros todos los días? ¿No queremos vivir mejor y con mayores comodidades para los nuestros?
Ellos no tienen derecho a nada, solo a seguir sufriendo.
No nos podemos acostumbrar a leer estas noticias y quedarnos como si nada pasara.
No sabremos nunca el número de seres humanos que tratando de llegar a un país del Norte, han perdido todo, familia, hijos, amigos, han perdido la vida.
Desde nuestros buenos aposentos, no nos podemos imaginar lo terrible que debe ser para el resto de la familia que queda en el país de origen, el ir pasando los días, las semanas, y no saber nada de los que gracias al dinero conseguido por toda la familia han intentado llegar a una tierra de promisión. Al cabo de varias semanas o meses incluso, tienen que afrontar la realidad. Lo mejor de cada familia, la persona que, en muchos casos con estudios, con carreras universitarias, que han podido realizar gracias al sacrificio del resto, no da señales de vida.
De este modo queda rota otra familia. Una lejana población se queda sin una persona cualificada, ahondando así en la desgracia de los países del Sur. Se quedan sin personas preparadas que les podrían hacer progresar.
Para Pedro Casaldáliga "África es el calabozo del mundo, un Holocausto continental. Es el mayor desafío de la humanidad, y su pecado más grande. Hay que ir hacia la intersolidaridad porque solo habrá justicia cuando haya igualdad entre las personas y los pueblos".
Humanicemos la humanidad

No hay comentarios: