domingo, 27 de julio de 2008

Respeto a los Derechos Humanos

Hay tres noticias producidas recientemente que me llaman poderosamente la atención. Son de signos distintos y opuestos.

Las dos primeras han sucedido en Italia. El gobierno de Silvio Berlusconi, ha declarado el estado de alerta nacional, ante la inmigración.

El ministro de Defensa italiano declaró seguidamente que esta medida entre otras permitirá al gobierno las creación de centros migratorios.

Por contra, Berlusconi ha logrado quedar fuera de la justicia italiana al haberse firmado la ley de inmunidad. Ambas medidas me causan honda preocupación.

Es verdad que la inmigración clandestina causa problemas, pero no creo que el método de crear (campos de internamiento o de concentración), quiero decir, centros migratorios, resuelva el problema.
Es de suponer que una gran mayoría de los europeos no estamos de acuerdo con las nuevas normativas (normativa de la vergüenza) que poco a poco van tomando los gobiernos acerca de la inmigración. En caso contrario no quiero pensar en historias pasadas en nuestra Vieja Europa. Se nos ha dicho de no olvidar la historia, para no volver a cometer los errores sufridos.


El Vaticano a través del Secretario del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes, Agostino Marchetto, ha pedido al Gobierno italiano que respete los derechos humanos de los inmigrantes, incluso en una situación de emergencia.

También de Italia es la segunda noticia acerca de la conmoción producida por la imagen de turistas que toman sol al lado de dos chicas gitanas ahogadas.

Dos niñas de 14 y 16 años, despues de estar durante toda la mañana pidiendo limosna,se metieron en al agua, en una playa de Napoles, pero no sabían nadar y por causas que de momento se desconocen, murieron ahogadas. Algunos veraneantes continuaron con su descanso en la playa como si nada hubiera pasado.

¿Qué nos está pasando?. ¿Los gitanos son de segunda o tercera categoría humana?

Son discriminados, ignorados y maltratados. Violetta y Cristina habían pasado la mañana pidiendo limosna antes de meterse en el mar. El arzobispo de Nápoles, el cardenal Crescenzio Sepe, puso el grito en el cielo. “No se puede hacer caso omiso de tragedias como estas".

Por contra, en la otra parte del mundo, en Ecuador, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Ecuador ha rectificado y modificando la nueva Constitución, e incorpora como idiomas oficiales al kichwa y el shuar, junto con el castellano.

Hay que saludar con verdadera alegría estos acercamientos que se van produciendo en algunos países latinoamericanos, hacia los pueblos originarios, desprestigiados, humillados y masacrados, cuando son ellos los más desafortunados, necesitados, los más empobrecidos, y los que menos derechos han ostentado desde lo que en su día sucedió el mal llamado Descubrimiento.

Humanicemos la Humanidad.

No hay comentarios: