jueves, 28 de agosto de 2008

Medellin. 40 años distan

Hace 40 años concluyó en la ciudad de Medellin, la segunda Conferencia del Celam, un acontecimiento que marcó la revolución y renovación de un gran sector de la Iglesia sobretodo latinoamericana. Pero sobre todo marcó el compromiso con una ética social, en un año como 1968, lleno de convulsiones tanto políticas como sociales, que hicieron despertar una nueva sociedad.

En Medellin se firmó el compromiso de la Iglesia con los mas desfavorecidos, los excluidos, los sin voz, con las victimas de injusticias y discriminaciones. Se tomó la "Opción preferencial por los Pobres".

El documento de Medellín pretendió ser una aplicación del Vaticano II para América Latina. Medellín era una aplicación también del Pacto de las Catacumbas firmado por 40 obispos en una catacumba de Roma al final del Concilio. Por ese pacto los obispos asumían el compromiso de una vida pobre al servicio de los pobres. Muchos de los que firmaron el Pacto eran obispos del Tercer Mundo y había entre ellos un grupo importante de latino-americanos. Claro está que don Helder Camara estaba en el origen de ese Pacto. En esta Constitución la Iglesia tomó como orientación el servicio a la humanidad. Lo que Pablo VI subrayó y defendió claramente en su discurso de clausura es que el centro era el hombre y la Iglesia estaba al servicio del hombre. Desde la introducción, el documento de Medellín define claramente el propósito de la Conferencia.

La Iglesia latino-americana, reunida en la II Conferencia General de su Episcopado, situó en el centro de su atención al hombre de este continente, que vivía un momento decisivo de su proceso histórico. En Medellín las 16 comisiones practicaron el método ver, juzgar, actuar. En el documento de Aparecida, el conjunto está dividido en tres partes: una trata del ver, otra del juzgar y otra del actuar. En Medellín cada comisión redactó su texto. En Aparecida el texto fue obra de una comisión de redacción. El documento de Medellín está con certeza centrado en el tema de la pobreza. Fue la prolongación del Pacto de las Catacumbas. En esa opción podemos discernir el reconocimiento de la conversión de varios obispos y varios sacerdotes en América Latina que se aproximaron a los pobres, conviviendo con ellos, sintiendo y viviendo sus sufrimientos y sus humillaciones.

Todo eso ya existía antes de Medellín. Ya estaba presente la trayectoria de don Helder Camara y de varios obispos del Brasil que habían hecho opción por los pobres. Ya estaba presente la lucha de don Leonidas Proaño a favor de los indios en Ecuador, de don José Dammert en el Perú, de don Samuel Ruiz en Méjico, de don Enrique Angelelli en Argentina y tantos otros. Ya estaba presente la ida de varios sacerdotes al mundo de los pobres en varios países. Y estaba la presencia de Pablo VI animado por el Concilio y muy comprometido, exhortando a los obispos a un mayor compromiso con los pobres.

La Iglesia de América Latina, dadas las condiciones de pobreza y subdesarrollo del continente, siente la urgencia de traducir ese espíritu de pobreza en gestos, actitudes y normas que la vuelvan una señal más lúcida y auténtica del Señor. La pobreza de tantos hermanos clama por justicia, solidaridad, testimonio, compromiso, esfuerzo y superación para el cumplimiento pleno de la misión salvífica confiada por Cristo. Por eso Medellín tenía acentos proféticos: “Un sordo clamor nace de millones de hombres, pidiendo a sus pastores una liberación que no les llega de ninguna parte. Dado que Medellín no tenía miedo de la palabra liberación la usó muchas veces sin ningún adjetivo. Adoptó el tema de la liberación cuando la teología de la liberación todavía no existía.

Quien lanzó la teología de la liberación fue la Conferencia de Medellín.

La pobreza todavía es una palabra aceptable, pero nunca cuando está asociada a la palabra justicia. La opción por los pobres no asusta tanto cuando no está asociada a la palabra justicia.

(vía Reflexión y Liberación / José Comblin).

"Creo firmemente que la Teología de Liberación está viva en muchas cabezas, en muchos textos, en muchas comunidades. La opción de la Iglesia por los pobres no puede perder vigencia en una Latinoamerica en la que aún hay mas de 200 millones de pobres. Tengo la convicción de que la Teología de la Liberación se está renovando con matices nuevos. Ahora además de los pobres, también asume la causa del distinto color de piel, del indio, de la mujer", dice D.Pedro Casaldáliga.

Según Leonardo Boff, "La Teología de la Liberación sigue vigente en aquellas iglesias y grupos que toman en serio la injusticia social y la opresión que sufren las grandes mayorías.Así pues el documento de Medellin, base de la Teología de la Liberación, está en plena vigencia, es más, cobra continuamente actualidad dadas las actuales circuntancias no solo de Latinoamerica sino en toda nuestra tierra", (injusticia social, mayor pobreza, exclusión, mayor brecha entre el Primer Mundo y Tercer o Cuarto Mundo, etc.).

Humanicemos la Humanidad

Inmigración III

La tierra, nuestra tierra en la que habitamos, la que compartimos unos 6.400 millones de seres, tiene alrededor de 200 millones de seres humanos con nombres y apellidos que componen lo que llamamos el fenómeno migratorio.
No solo hay que contemplar la migración de los países subsaharianos como Senegal, Malí, Gambia, Nigeria , Ghana, Ginea Conakry, etc., hacia Europa.
No nos debemos olvidar de las migraciones del otro lado del Atlántico entre Mexico , los países centroamericanos y Estados Unidos, y las que llegan de Europa y Asia. Estas últimas son de mayor consideración que las procedentes de África en cuanto a número de personas.
Sin embargo y pese a la cantidad de hermanos a los que afecta, no nos paramos a pensar en lo que considero esencial. ¿Porque ocurre? y sobre todo ¿Porque seguimos reaccionando como lo hacemos ante los inmigrantes?.
Está claro que cuando nuestra sociedad Occidental, explota y saca provecho de la inmigración, sin atribuirles derechos, y con claro abuso empresarial, no hay problema.
Queremos una emigración a la carta, una emigración que nos saque de los problemas en los que nuestra sociedad hipócrita y decadente está inmersa.
Comparto plenamente la opinión del juez Baltasar Garzón cuando dice el su libro La línea del Horizonte que "existe una gran falsedad en cuanto a esta cuestión. Hay un doble discurso que lleva a mentir públicamente, mostrando una tolerancia oficial, y a rechazar en privado a todo aquel que viene de fuera".
No obstante algo parece cambiar, no nos olvidemos de la gran manifestación de los inmigrantes celebrada en la ciudad de Nueva York en la primavera del 2006, contra la reforma migratoria que la administración de Bush trataba de imponer, Grenwich Village y Nueva York entera paralizadas por la huelga de inmigrantes ilegales. Recientemente las manifestaciones de protesta celebradas en Europa contra la bien llamada directiva de la vergüenza.
¿Estamos tan corrompidos interiormente que no queremos compartir con nuestros hermanos los bienes y derechos que poseemos?.
¿Tanto han decaído nuestros valores humanos y morales?.
Tengamos presente y reflexionemos acerca de la globalización económica que Occidente ha creado para intentar crear una sociedad (hipócrita) de bienestar . Acerca del liberalismo salvaje en el que hemos sumido a nuestra sociedad que está ocasionando unos movimientos migratorios de consecuencias humanitarias imprevisibles.
No sabemos que nos va a deparar el futuro, lo que si sabemos es que si no queremos compartir con nuestros hermanos que no tienen, o tienen menos que nosotros, los problemas en lugar de solucionarlos los vamos a agravar de un modo irremediable.

Humanicemos la humanidad

domingo, 17 de agosto de 2008

Alegrias de Paraguay

Acabo de regresar de hacer los últimos 150 kilómetros del Camino de Santiago. Ha resultado una experiencia personal única, han habido momentos buenos y menos buenos, momentos muy difíciles y momentos llenos de compañerismo y solidaridad compartiendo El Camino.

La primera noticia que ha caído en mis manos al llegar a casa, ha sido la toma de posesión de Fernando Lugo, como nuevo Presidente de la nación hermana de Paraguay.
He visto y leído por internet parte de las diversas noticias publicadas al respecto. He visto el modo en como iba vestido y me ha llamado poderosamente la atención, el que ha aparecido como una persona normal y corriente, una persona del pueblo, uno más. Podía haberse revestido de grandes galas, para el evento, sin embargo y de conformidad con su forma de ser, de conformidad con sus principios, ha ido vestido con una camisa blanca, y unas sandalias tipo franciscano. Según parece es el tipo habitual calzado que suele usar. Sencillez de un ser humano que mira hacia sus seres mas próximos, y por ellos y para ellos ha dicho: SI, JURO, sin ningún tipo de condicionando; SI, JURO, con toda la libertad que puede expresar un modo de ser, un modo de vida de entrega hacia los más necesitados, que en el caso de su país, es desgraciadamente la gran mayoría.
De su discurso habrían muchas frases en las que detenerse, solamente señalo algunas de las pronunciadas:El 20 de Abril cuando juntos produjimos el cambio en Paraguay asumimos un compromiso con los hombres y las mujeres de nuestra historia que nos interpelan hoy a no desperdiciar el esfuerzo, a no fallar en el rumbo, a no bajar los sueños del supremo altar de la esperanza.
Es importante que vuestro Presidente deje en claro un dato: el cambio no es una cuestión electoral; el cambio en Paraguay es una apuesta cultural, quizás la más importante en su historia.
Por lo tanto no se trata de un proceso que tiene vencedores ni vencidos ni propietarios exclusivos.
En este instante me parece importante rescatar el paisaje social que me inspiró un día al sacerdocio en los albores de una Iglesia nueva que se comprometía a calzar esas sandalias que caminan con las tribulaciones y alegrías de la gente.
Al mismo tiempo de optar por el ejercicio pastoral opté preferentemente por aquellos que la historia había arrojado en los marginales escenarios de la exclusión y la miseria.
Cuando encontré la palabra de Boff y de Gutiérrez, entre otros, percibí claramente que era esa la Iglesia destinada a nutrir de esperanza activa a seres hermanos y humanos sumidos en el discurso opresor de tantas dictaduras que marcaron la historia de nuestra Patria Americana.
Y recurro a una frase de Josué de Souza para anunciar que Yo renuncio a vivir en un País “donde unos no duermen porque tienen miedo y otros no duermen porque tienen hambre".
Nunca olvidemos a SALVADOR ALLENDE y sus jóvenes cien años clamando como el primer día que “mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas, por donde pasará el hombre libre para construir una sociedad mejor”.
Ya no queremos un soldado que infunda temor, queremos un soldado que genere confianza.
El delito contra un indígena debe dejar de navegar en las aguas de la impunidad.No se en cuanto tiempo.
No se si lograremos tumbar definitivamente al monstruo de la miseria que los condena, pero sepan, eso sí: que al igual que con la causa de los indígenas, los niños en situación de Miseria tendrán a más de las instituciones asignadas, la ocupación PERSONAL de vuestro presidente.

Transcribo alguna de las frases dichas por Leonardo Boff, Eduardo Galeano y Ernesto Cardenal en una rueda de prensa ofrecida por D. Fernando Lugo, después de su investidura como presidente.
"Creo que todos los que están en esta mesa son de la liberación, y yo que vengo de esa Teología de la Liberación, me siento extremadamente feliz, porque un personaje con la densidad política y ética de Fernando Lugo ha llegado al gobierno de este país " dijo Leonardo Boff. (mejor ver el video)
"Ahora los indignados empiezan a ocupar el lugar de los indignos en numerosos gobiernos de nuestros paises, con una conciencia diferente" dijo Eduardo Galeano.
Para el sacerdote y poeta Ernesto Cardenal, "Es una bendición de Dios para Paraguay esta eleccion que ha tenido el pueblo y tambien una bendición para toda América Latina".

No es una utopía, es posible el cambio en la forma de gobernar America Latina, nos vamos dando cuenta de que hay gobiernos que piensan en el pueblo y para el pueblo, en lugar de pensar solamente en las minorías llenas de poder.
Afortunadamente va naciendo una nueva sociedad en la que es el pueblo quien realmente importa. Poco a poco vemos como va apareciendo una nueva sociedad cuyos valores van cambiando, y cuyos destinos van pasando realmente a ser la dignidad de los más desfavorecidas, tratando de liberarlos de esa falta de justicia social que los oprime.

Vemos pues, que si se puede Humanizar la Humanidad, que no es solamente una utopía, sino que es real.

¡Que gran alegría siento después de ver la consolidación de Fernando Lugo como presidente de nuestro país hermano!.

Sigamos Humanizando la Humanidad.

martes, 12 de agosto de 2008

PAZ, POR FAVOR PAZ.

Hace unos días que salí de Granada para hacer unas etapas de "EL CAMINO DE SANTIAGO".
Me propuse no ver la televisión, ni leer los diarios, ni escuchar las noticias que se entrecruzasen en mi vista. Quería de un modo totalmente egoista la PAZ, pero ha podido la tentación.
Hoy día 12 de Agosto me entero de que hay enfrentamientos bélicos entre Georgia y Rusia.
He sentido un verdadero escalofrío, y no me he podido contener. Me han entrado ganas de llorar. He llegado al albergue corriendo donde hoy me hospedo y he cogido el libro que actualmente estoy leyendo sobre Pedro Casaldáliga "HOMENAJE DE AMIGOS".
Necesitaba leer algo que me tranquilizase, algo que me ayudase a comprender la irracionabilidad del ser humano. Solamente seis días y parece que algo en NUESTRA TIERRA ha empeorado. ¿Otra guerra en ciernes?. ¿Una vez más los seres humanos, no se dan cuenta de que todos somos hermanos?
No quiero entrar en la polémica de saber de quien es la razón. Sería aceptar esa realidad cruel y sin sentido que demasiadas veces nos ocurre la Humanidad.
Necesito expresar mi angustia, !NOOOOO¡. ¿Más guerras? ¡NOOOOOO!.
Es inhumano derramar la sangre de nuestros hermanos. La vida no está hecha para malgastarla de ese modo, no tenemos derecho a crear enfrentamientos fraticidas que a nada conducen, sino al solo autoritarismo de unos pocos frente al resto de la HUMANIDAD.
He leído algo que quizás sirva para que me tranquilice. Pero no necesito tranquilizarme yo. Es necesario que el mundo, todos los seres humanos se tranquilizen y tengan esperanza.
Quizás una pequeña aportación podría ser el reflexionar sobre estos poemas de D. Pedro Casaldáliga.

No tener nada.
No llevar nada.
No poder nada.
No pedir nada.
Y, de pasada ,
NO MATAR NADA
No callar nada.

También me ha ayudada un poco y me gustaría que esto de algún modo llegase a los "grandes señores de los imperios". A"Los grandes que dominan esta tierra a su antojo sin tener en cuenta las opiniones de la gran mayoría de los seres humanos"

LOS MUERTOS piden paz inútilmente:
somos hijos y padres de la guerra.
Piden en vano credencial de gente
los muchos condenados de la tierra.
"Juan, José, un nombre propio"... yerguen su altar y su pantalla
sojuzgando señor el mundo entero.
Calla, de miedo, la verdad, Y calla
degollado el amor, como un cordero.
T Tú, ¿No dices nada?, ¿no te enteras?
¿pides más cruz aún?, ¿más sangre esperas?.
¿no sabes imponerte. Amor fustrado?.
¿Que más exiges a la pobre fe?
!Dios mío y nuestro y de Jesús: ¿por qué?
una vez más nos has abandonado?¡
P. Casáldaliga.

Hablando acerca del CAMINO DE SANTIAGO , y con permiso de D. AUGUSTO LOSADA, párroco de Triacastela me permito utilizar una frase que me entregó escrita en una fotocopia:
¡Vacaciones!... Pueden darse pero no es lógico que el CAMINO sea ideado como vacaciones. Además el ser humano en lo espiritual no puede tener vacaciones. Tiene o tenemos que estar siempre en una actitud de busqueda..............
El Camino es fraternidad, convivencia............
Abrirse a los hermanos, a los semejantes.

Espero terminar mis etapas del CAMINO en unos días y mientras tanto, ruego desde mi humilde postura, a las grandes potencias que hagan un esfuerzo, solamente el esfuerzo de ser humanos, de HUMANIZAR LA HUMANIDAD, que al fin y al cabo somos todos hermanos, o vamos a tener que sentir vergüenza de lo que hacemos.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD.

lunes, 4 de agosto de 2008

Algo está cambiando

Algo está cambiando en toda América Latina. Las voces de los pueblos originarios, las voces de los pobres, de los humildes, las voces del pueblo llano se van oyendo sobre las de los demás. Hace unos años era impensable que el mensaje que han dejado y siguen dejando "personas" como Helder Cámara, Monseñor Romero,Ignacio Ellacuría, Pedro Casaldáliga, Monseñor Angelelli, Samuel Ruíz y tantos otros hallan cristalizado de tal modo en la sociedad de base que ha llegado a ser alternativa a los poderes establecidos.

En este blog he comentado, que el próximo día 15 de Agosto, será investido como presidente de la nación hermana de Paraguay D.Fernando Lugo.

El pasado día 24 de Julio en Ecuador, fue nombrado "Personaje Símbolo Nacional y Ejemplo Permanente para todas las generaciones" Monseñor Leonidas Proaño.
A menos de veinte años de su muerte, la sociedad ecuatoriana, tiene presente su mensaje de libertad, su opción de vida al compartir el día a día con los más necesitados, a los que estaba llamado a servir, inspirando en ellos un nuevo modo de ser, creando una acción liberadora y animando y estudiando intercambios de experiencias (teológicas o no), y procesos de transformación de las conciencias, que hoy vemos como están dando sus frutos.

Parece ser que América Latina renace en su esencia cultural, espiritual, social, económica, etc., dándonos formulas y modelos a imitar, y que bien pudieran ser los sistemas a instaurar en el Viejo Continente y en otras sociedades que hoy llamamos del bienestar, pero que ahondando en su estudio, vemos que no es así.

Hay que pensar que los Estados que han creado la crisis actual no tienen la solución a la misma (resultados de las cumbres del G-8, etc.), puesto que siguen con más de lo mismo. Más producción, más fertilizantes, más productos genéticamente modificados, en fin, más mercado no para saciar el hambre que nos atenaza sino para conseguir más dinero y menos tierra para alimentación (biocombustibles), consiguiendo mayor destrucción de suelo productivo debido a la deforestación y cultivo intensivo.

Sin embargo, es posible que la solución puede encontrarse de modo más fácil y eficaz en la agricultura familiar, y pequeñas cooperativas populares, que aprovechando los conocimientos ancestrales, saben preservar los suelos y enriquecer su fertilidad a base de nutrientes naturales.

Así pues, estamos llegando a la hora, en que "personas" que hasta hace poco eran reprimidos por los gobiernos, e incluso por los estamentos más conservadores de la Iglesia, van conquistando el reconocimiento no solamente de los poderes estatales, sino y es lo mas importante de amplios sectores de la sociedad, y no solo de América Latina, sino del mundo entero.

Realmente creo que algo está cambiando para bien de toda la humanidad no solo de unos pocos.

Humanicemos la Humanidad.

viernes, 1 de agosto de 2008

Gracias D. Pedro

D. Pedro Casaldáliga, llegó a la región de Säo Félix do Araguaia, a finales de Julio del 68. Ahora se cumplen 40 años de entrega, de entera dedicación hacia los más pobres, y fidelidad hacia sus principios.
En aquellas fechas, toda la atención mundial estaba puesta en la Primavera de Praga, y en el Mayo francés. Sin embargo en el otro extremo de la tierra, a un Brasil pobre, y gobernado por un régimen militar llegaba una de las personalidades que siempre ha sido fiel a sí mismo, siempre fiel a Jesús de Nazaret, que se entregó en cuerpo y alma a la defensa de los más empobrecidos.
A los tres años de su estancia el el Mato Grosso ya habían puesto precio a su cabeza. Cuando aceptó ser nombrado obispo, después de muchas dudas y amenazas, escribió " Quiero ser simple, y si no fallo en la fidelidad al Evangelio, procuraré ser siempre un obispo servidor y pobre. Prescindiré de cualquier tipo de adornos".
Igualmente pensó, que sería un buen momento para denunciar de nuevo la situación que se vivía en la región, en plena dictadura militar, y pese a las posibles represalias del gobierno, redactó una pastoral titulada "Una Iglesia de la Amazonia en conflicto con el latifundio y la marginación social".
El futuro obispo redactó una invitación-recordatorio de la ceremonia que era una auténtica declaración de principios:
Tu mitra será un sombrero de paja sertanejo, el sol y el claro de luna; la lluvia y el sereno; la mirada de los pobres con quienes caminas y la mirada gloriosa de Cristo, el Señor.
Tu báculo será la Verdad del Evangelio y la confianza de tu pueblo en ti.
Tu anillo será la fidelidad de la Nueva Alianza del Dios Liberador y la fidelidad al pueblo de esta tierra.
No tendrá otro escudo que la fuerza de la Esperanza y Libertad de los hijos de Dios, ni usarás otros guantes que el servicio del Amor.
Don Pedro quiso renunciar a toda pompa eclesiástica: sería un obispo sin mitra ni báculo, Un obispo con sombrero de paja. Como anillo lleva uno que le regalaron los indios tapirapé, hecho con hueso de palmera.
" Lo que me hace no es lo que tengo, sino lo que soy, lo que amo, las razones de mi vida... Es lo que doy lo que me hace, no lo que tengo. Cuanto más doy, tanto más tengo porque soy más. Pero si tengo mucho y doy poco, tengo menos porque soy menos..." "El consumismo consume la dignidad humana".
Don Pedro Casáldaliga sigue siendo fiel a sus principios, se ha jubilado, pero no quiere dejar su tierra , aquella tierra a la que ha dado toda su vida. "Quiero quedarme en esta América Latina que tanto amo y tanto me ha amado".
Afín a la Teología de la Liberación, cuando le preguntan que queda hoy de la Teologia de la Liberación, contesta: Quedan los pobres y queda Dios, esta es la teología más vinculada a la sangre de los mártires, la que ha levantado la esperanza de los suramericanos, la que ha posibilitado que la Iglesia optara por los pobres. "Yo predico la Teología de la Liberación porque predico el Evangelio desde América Latina, predico la opción por los pobres".

Gracias D. Pedro por ser ejemplo, profeta y poeta.


Donde tú dices ley,
yo digo Dios.
Donde tú dices paz, justicia, amor,
¡yo digo Dios!
Donde tú dices Dios,
¡yo digo libertad,
justicia,
amor! (P. Casáldaliga)

Humanicemos la Humanidad, sigamos su ejemplo.