lunes, 4 de agosto de 2008

Algo está cambiando

Algo está cambiando en toda América Latina. Las voces de los pueblos originarios, las voces de los pobres, de los humildes, las voces del pueblo llano se van oyendo sobre las de los demás. Hace unos años era impensable que el mensaje que han dejado y siguen dejando "personas" como Helder Cámara, Monseñor Romero,Ignacio Ellacuría, Pedro Casaldáliga, Monseñor Angelelli, Samuel Ruíz y tantos otros hallan cristalizado de tal modo en la sociedad de base que ha llegado a ser alternativa a los poderes establecidos.

En este blog he comentado, que el próximo día 15 de Agosto, será investido como presidente de la nación hermana de Paraguay D.Fernando Lugo.

El pasado día 24 de Julio en Ecuador, fue nombrado "Personaje Símbolo Nacional y Ejemplo Permanente para todas las generaciones" Monseñor Leonidas Proaño.
A menos de veinte años de su muerte, la sociedad ecuatoriana, tiene presente su mensaje de libertad, su opción de vida al compartir el día a día con los más necesitados, a los que estaba llamado a servir, inspirando en ellos un nuevo modo de ser, creando una acción liberadora y animando y estudiando intercambios de experiencias (teológicas o no), y procesos de transformación de las conciencias, que hoy vemos como están dando sus frutos.

Parece ser que América Latina renace en su esencia cultural, espiritual, social, económica, etc., dándonos formulas y modelos a imitar, y que bien pudieran ser los sistemas a instaurar en el Viejo Continente y en otras sociedades que hoy llamamos del bienestar, pero que ahondando en su estudio, vemos que no es así.

Hay que pensar que los Estados que han creado la crisis actual no tienen la solución a la misma (resultados de las cumbres del G-8, etc.), puesto que siguen con más de lo mismo. Más producción, más fertilizantes, más productos genéticamente modificados, en fin, más mercado no para saciar el hambre que nos atenaza sino para conseguir más dinero y menos tierra para alimentación (biocombustibles), consiguiendo mayor destrucción de suelo productivo debido a la deforestación y cultivo intensivo.

Sin embargo, es posible que la solución puede encontrarse de modo más fácil y eficaz en la agricultura familiar, y pequeñas cooperativas populares, que aprovechando los conocimientos ancestrales, saben preservar los suelos y enriquecer su fertilidad a base de nutrientes naturales.

Así pues, estamos llegando a la hora, en que "personas" que hasta hace poco eran reprimidos por los gobiernos, e incluso por los estamentos más conservadores de la Iglesia, van conquistando el reconocimiento no solamente de los poderes estatales, sino y es lo mas importante de amplios sectores de la sociedad, y no solo de América Latina, sino del mundo entero.

Realmente creo que algo está cambiando para bien de toda la humanidad no solo de unos pocos.

Humanicemos la Humanidad.

No hay comentarios: