lunes, 15 de septiembre de 2008

Paz para Bolivia

Dicen en Bolivia, que cuando parece que el país está a punto de estallar, la ciudadanía logra revertir la situación y salir adelante.

Desde que fue investido presidente, Evo Morales ha estado en el punto de mira de los grandes intereses económicos.

Después de las elecciones democráticas, que le dieron un gran respaldo nacional, se han sucedido los problemas normales de un cambio de gobierno, de un cambio de sistema político, y en Bolivia aún más, dado que el nuevo presidente es indígena.

Creo que en un intento de dejar bien sentadas unas bases de democracia, el pasado 10 de Agosto se efectuó un referéndum, en el cual, además de preguntar si se quería que continuasen el presidente y vicepresidente del gobierno, se preguntaba también si se ratificaban en sus puestos a los prefectos departamentales.

Los resultados son conocidos de sobra, respecto al presidente Evo Morales y vicepresidente Alvaro García Linera más de un 67% de los votantes los ratificó en sus cargos. Una victoria en 99 de las 112 provincias del territorio boliviano.

No obstante existen cinco departamentos que no admiten los resultados, e inician una fase de acoso al gobierno democráticamente elegido, con la toma de 71 empresas e instituciones estatales, actos de vandalismo contra infraestructuras energéticas, control de algunos aeropuertos y bloqueo de carreteras.

Este acoso se está traduciendo en muertes y más muertes. Raro es el día que no escuchamos noticias acerca de enfrentamientos ocurridos en nuestro país hermano.
Evo Morales ha expresado a los medios de comunicación que no gobernará sobre la sangre de su pueblo.

Ha evitado hasta extremos insólitos la represión y confrontación directa, pero no parece dar el resultado apetecido por todos: que haya paz, que no se oigan "ruidos de sables", que no hayan enfrentamientos entre bolivianos.



Dialogo, negociación, dialogo, negociación. Nunca enfrentamiento.

No dejemos que se nos vaya LA PAZ
Humanicemos la humanidad. Humanicémonos.

No hay comentarios: