viernes, 28 de noviembre de 2008

Guatemala existe, Guatemala vive, Guatemala sufre.

Parafraseando a Eduardo Galeano “¿Guatemala? ¿Centroamérica? En el centro de América, está Kansas. Guatemala no figura en el mapa de los medios masivos de comunicación, que fabrican la opinión pública mundial”.

Guatemala con enormes riquezas en el subsuelo como oro y otros metales; y con una variadísima producción agrícola, parece que vive de espaldas al progreso, y con una pobreza perenne que no se separa de ella.

Una población de 13 millones de seres humanos, de la cual el 60 % vive en la pobreza y el 27 % está instalada en la extrema pobreza. Un país donde conviven 23 lenguas diferentes además del castellano.

La crisis actual, la crisis de los precios de los alimentos, la pérdida de empleo y la vuelta a sus zonas de origen de miles de personas que emigraron a Estados Unidos, agudizan profundamente los problemas que afectan a esta maravillosa tierra.

La canasta básica de alimentos ha subido a 2.000 quetzales, mientras que el sueldo base (para quien lo tiene), apenas llega a los 1.600.

Existe actualmente un gran déficit de infraestructuras, vivienda, agua potable, educación, salud. Guatemala ha pasado por diversas dictaduras, y actualmente debido a la gran desigualdad existente, la injusticia social, y la injusticia estructural existente, hace que el gobierno defraude a los que en un momento tuvieron la esperanza de que algo cambiase.

“Los indígenas son mayoría en Guatemala. Pero la minoría dominante los trata, en dictadura o en democracia, como África del Sur trataba a los negros en tiempos del apartheid”.

Más de la mitad de los guatemaltecos son indígenas, pero sin embargo sigue existiendo una gran discriminación hacia ellos violando, el “Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas”, acuerdo firmado en 1996, y que tuvo en su día el depósito de la confianza de las gentes humildes, de los descendientes de los antiguos pobladores.

Siguiendo el ritmo de crecimiento actual, la población guatemalteca se doblará en apenas 20 años, debido principalmente a la falta de educación sexual, descuidando el control de natalidad, siendo así que las familias más pobres son las que tienen mayor número de hijos. También hay que destacar sobre todo últimamente, el aumento hasta el 30% de la procreación fuera del estamento familiar.

Falta formación cultural, faltan medios. Los niños y jóvenes suponen el 40% de la población, pero debido a la faltas mencionadas, existe un fracaso generalizado en la educación, desde la primaria hasta la universitaria; destacando el nivel bajísimo de acceso a la universidad.

Mientras tanto sigue el crimen organizado, el narcotráfico, los matones a sueldo, las bandas. Apenas existe un control gubernamental sobre estas fuerzas criminales, tanto es así que Guatemala es un país “multicriminal”. Hay una corrupción generalizada a todos los niveles, comenzando por las altas esferas del poder, y afectando de modo muy grave a toda la sociedad guatemalteca.

“Guatemala desprecia a los indios. Guatemala se auto desprecia. Esta raza inferior había descubierto la cifra cero, mil años antes de que los matemáticos europeos supieran que existía. También habían conocido la edad del universo, con asombrosa precisión, mil años antes que los astrónomos de nuestro tiempo”. Del libro “Ser como ellos y otros artículos” Siglo XXI. México, 1992.

La Conferencia Episcopal Católica califica a Guatemala como de situación terrible e insoportable, el país con mayores desigualdades de América Latina.

La Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberto Menchú, afirma que “ Las personas con autoestima vencen todo tipo de obstáculos, no se quejan, no ponen pretextos, sino que aprovechan las oportunidades. Yo aprovecho las oportunidades de hoy porque hoy estoy viva”. “ En un mundo lleno de crisis de diversa índole, la desigualdad es la mayor de ellas y la madre de muchos de los problemas”.

No hay comentarios: