jueves, 13 de noviembre de 2008

¿Queremos fundar un nuevo capitalismo?


Parece ser que eso es lo que se pretende estudiar y poner en práctica a partir de la reunión del G-20 que se celebrará mañana día 15 de Noviembre de 2008

¿Será un día inolvidable, o será un día para olvidar?

Estamos un poco hartos de los rescates financieros que los gobiernos a nivel global están efectuando. No parece que esto sea la panacea. No se está dando el resultado apetecido, y recordemos que ha habido muchas voces que se han alzado y dicho que no es el remedio.

¿Por qué?

De lo que se trata es de inyectar liquidez al sistema, para que de este modo, los bancos al tener dinero lo puedan poner a disposición del consumidor, a disposición de las empresas y de este modo reactivar la economía. Así de sencillo. Es lo que nos dijeron los gobiernos, y es lo que han intentado hacernos creer.

Pero la realidad es muy diferente. Las entidades financieras están utilizando estas inyecciones para tapar sus agujeros, y arreglar sus cuentas de resultados cara a los accionistas y seguir sin poner ni un euro a disposición de quien realmente lo necesita, ya sean personas o empresas.

Se ha creído que la crisis no iba a existir para la economía domestica, pero nos vamos dando cuenta rápidamente y, solo con lo que dejan ver y oír a través de los medios audiovisuales, de que la economía de cientos de miles de familias se está desmoronando. No solo es en el Viejo Continente, no; también en el país (según de qué) más rico del mundo, o ¿no hemos visto imágenes en televisión de miles de familias que al no poder pagar las hipotecas han sido desalojadas de sus viviendas y ahora tienen que vivir en tiendas de campaña ? Si, eso está ocurriendo actualmente en los EE.UU., y lejos de irse solucionando los problemas parece que van empeorando ya que a esta crisis se están apuntando las compañías automovilísticas, etc.

Ahora no es solo reconversión, ahora son ERES, despidos masivos más o menos camuflados y cierre de empresas. De este modo se cumple al cien por cien la frase SE HAN PRIVATIZADO LAS ENORMES GANANCIAS Y SE ESTÁN SOCIALIZANDO LAS PÉRDIDAS.”

¿Qué pasaría si en vez de utilizar los miles de millones en rescatar entidades financieras, se empleasen en rescatar las economías más resentidas, economías de la gente de a pié? ¿Entraríamos en un nuevo sistema económico? ¿Sería este un nuevo sistema económico favorecedor de las mayorías en detrimento de unas minorías especuladoras que han sido las causantes de esta crisis.

¿No sería buen momento, el actual, para refundar en lugar del nuevo capitalismo, los grandes organismos mundiales como la ONU, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otros que tanto daño han hecho? ¿No podríamos reconvertirlos en otros que trabajen a favor de los desfavorecidos, a favor de los países sumidos en la pobreza, pero que nos dan lecciones de solidaridad. En definitiva, a favor de las grandes mayorías, olvidando la mera especulación y el dinero por el dinero?.

Por todo ello, ¿queremos un nuevo capitalismo?, ¿queremos más de lo mismo?

Las grandes mayorías ya no somos meros espectadores resignados, y exigimos a nuestros gobiernos que se cree un nuevo orden económico que primeramente sea democrático, beneficie a las mayorías, y que por otra parte dejen de engañarnos con globalizaciones, neoliberalismos camuflados y demás patrañas. Queremos vivir dignamente.

Estamos hartos.

Humanicemos la Humanidad

No hay comentarios: