viernes, 11 de diciembre de 2009

¿derechos humanos?

Del diario público:

"Inmigrante de mierda, esto te servirá de escarmiento"

El ecuatoriano Javier Humberto L. denuncia una presunta agresión policial


Ocurrió el pasado 29 de mayo, cuando Javier Humberto L. R., de 42 años de edad, estaba a punto de ser repatriado a su país, Ecuador. Este carpintero vive desde hace seis años en Madrid junto a su mujer. El matrimonio tiene tres hijos, todos ellos residentes en Ecuador. Javier Humberto estuvo internado 31 días en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) del barrio madrileño de Aluche. "Me negué a subir al avión y la Policía me pegó por no querer embarcar", relata. No era la primera vez que había sido detenido. Desde que está en España, ya ha sido arrestado hasta en diez ocasiones, siempre por el mismo motivo: carece de permiso de residencia. Pero aquel día de mayo fue diferente.


Los agentes le trasladaron del aeropuerto de Barajas al CIE. "Un señor me metió en una habitación sin cámaras de videovigilancia y me empezó a insultar. Me decía: Eres un inmigrante de mierda, un hijo de puta. Esto te servirá de escarmiento, te vas a acordar de lo que has hecho. Y de repente me empezó a pegar y a patearme por todo el cuerpo", recuerda. Para defenderse de los golpes, Javier Humberto estiró el brazo y una patada se estampó en su muñeca izquierda, que acabó fracturada. Su supuesto agresor amenazó después al resto de internos. "Esto es lo que os pasará si os negáis a subir al avión", les dijo.

Javier Humberto recaló en el hospital, donde le extendieron un parte de lesiones. Con ese documento, acudió junto a su abogado a un juzgado, donde presentó una denuncia. Ahora está a la espera de juicio. "Ni siquiera quiero que me indemnicen. Quiero que se conozca mi caso para que no se vuelva a repetir lo que pasé. Me trataron como a un delincuente cuando yo no hice nada", sostiene.



El director del centro donde estuvo retenido le aseguró que el agresor no trabajaba en Aluche. "Me consta que otras personas han sido maltratadas. Yo tuve la suerte de conseguir un certificado médico y poder denunciarlo", concluye.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, dibujó ayer un sombrío panorama del respeto de los derechos humanos en el mundo y lamentó la prevalencia de la discriminación en todas las áreas geográficas y en todas las capas de la población.


Uno de los asuntos en los que la Alta Comisionada se mostró "muy preocupada" es la situación de los inmigrantes, especialmente en Europa. "Los países de la Unión Europea no han firmado la Convención para la Protección de los Inmigrantes y de sus familias. Aseguran que es porque no distingue entre inmigrantes ilegales y legales, pero yo digo que todos los emigrantes tienen derechos y deben ser protegidos".


Pillay puso especial énfasis en recordar "los emigrantes que viajan por mar, a los que no se les respeta el derecho a saber si son o no refugidos. A los que se les deporta directamente sin hacer la obligada investigación".


"La discriminación no tiene sentido ni humano, ni social, ni económico, de hecho no tiene ningún sentido, pero sigue prevaleciendo en todo el mundo", afirmó Pillay en una rueda de prensa previa a la conmemoración del Día de los Derechos Humanos que se celebra hoy.


Este año, el lema elegido por el Alto Comisariado para conmemorar el Día de los Derechos Humanos es Abracemos la diversidad, acabemos con la discriminación.

LUCA ZAIA . Ministro italiano: " DEBEMOS RESCATAR LA INMIGRACIÓN BUENA Y DESCARTAR LA OTRA " .

Si esto es lo que opinan los gobernantes ...

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

el poder de tu voz

¿Que vale mas?



Hoy es 10 de Diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. En estos momentos en los que se conmemora un día sagrado para la Humanidad, un día de ideales y de principios que garantizan los derechos básicos; yo, que soy defensora de Derechos Humanos, estoy en huelga de hambre desde hace 25 días a causa de la injusticia y de la falta de respeto a los Derechos Humanos.
Hoy, después de mi expulsión ilegal de mi tierra por las autoridades marroquíes, después de ser retenida ilegalmente en este aeropuerto de Lanzarote por el Gobierno español y de ser separada de mis hijos contra mi voluntad, siento más que nunca el dolor de las familias saharauis separadas desde hace más de 35 años por un muro de más de 2.600 kilómetros.
Hoy, como cada día, sufro pensando en mis compañeros encarcelados, sufro pensando en los siete activistas de Derechos Humanos que, por decisión arbitraria del gobierno marroquí, van a comparecer ante un tribunal militar y son amenazados con la pena de muerte. Pienso también en la población saharaui, oprimida y reprimida diariamente por la policía marroquí en el Sahara Occidental. Y pienso en su futuro.
.
En este Día Internacional de los Derechos Humanos felicito a todas las personas libres que defienden los derechos elementales y se sacrifican para lograr paz en el mundo, y al mismo tiempo les lanzo un llamamiento urgente para la protección de los derechos de mi pueblo, el pueblo saharaui.
Hoy es también un buen día para la esperanza, un día que aprovecho para pedir al mundo y especialmente a las madres, que apoyen mi reivindicación, que es el regreso al Sahara Occidental. Deseo abrazar a mis hijos, deseo vivir con ellos y con mi madre, pero con dignidad.Hoy quiero agradecer a la sociedad española su solidaridad y su defensa continua de los derechos legítimos del pueblo saharaui y también, su solidaridad conmigo en estos duros momentos.
Aminetu HaidarAeropuerto de Lanzarote, 10 de Diciembre de 2009
¿Que vale más una vida o la política inconcebible de varias decenas de personas, que solo hablan y hablan de política, solo hablan y debaten de formulismos sin ver la realidad de las personas, sin ver la realidad de los seres humanos?
Ayer fue el Día Internacional de los Derechos Humanos y parece que en los medios informativos hubiese algo de miedo a hablar de ellos.
¿Será porque no se cumplen?
¿Será porque son unos vecinos incómodos?.
¿Será porque nos da vergüenza el saber que se están olvidando, que ya no cuentan, que aquello ya pasó, que aquello de los Derechos Humanos fue una utopía pero ya no sirve para nada?.
¿Será que nos da vergüenza que nuestros políticos, que han sido elegidos por nosotros, pasan de ellos?
¿Que vale más un formulismo político o una vida?
HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

viernes, 27 de noviembre de 2009

África sigue crucificada. La mayor guerra de todos los tiempos continúa.

Africa, la olvidada; Africa, la sufrida; Africa, el patio trasero de este planeta. Africa, donde la alegria y sonrisa de los niños es la mas esperanzadora. Africa, el calabozo del mundo. Holocausto continental. Africa crucificada. El mayor pecado y desafío de la Humanidad, son palabras de Pedro Casaldaliga.

Ante lo que está ocurriendo en la región del este de la RD de Congo con la infiltración de tropas ruandesas y la actitud pasiva y negativa de las fuerzas de la ONU, donde se están realizando matanzas selectivas en Bukavu y sus alrededores de donde la población huye aterrorizada, la Federación de Comités de Solidaridad con África Negra lanza un llamamiento a todas las personas de buena voluntad, para que lo déis a conocer.


Vía: Siscal

La mayor guerra de la historia todavía se está librando en la región de los Grandes Lagos, que abarca varios países de África Central. ¿Es posible en esta era de las comunicaciones ocultar millones de víctimas? El International Rescue Committee ha contabilizado más de 5,4 millones de personas fallecidas, la mayor parte de ellas a partir de la invasión de Congo por las fuerzas de Ruanda, Uganda y Burundi.

La mayoría de las víctimas no proceden de enfrentamientos entre ejércitos regulares, sino de masacres sistemáticas y planificadas para eliminar a grandes grupos de población, o del hambre y las enfermedades derivados de las huidas masivas de refugiados aterrorizados. No ha habido una tragedia similar desde la II Guerra Mundial. Es inaudito el silencio en torno a este conflicto. Como también es inaudito el diferente tratamiento que durante todos estos años han recibido los responsables de los crímenes. Mientras los responsables de algunas matanzas ocurridas en 1994 contra ruandeses tutsis son juzgados y sentenciados en tribunales especiales, otros actores de esta tragedia, como el líder del Ejército Patriótico Ruandés (FPR) y actual Presidente de Ruanda, Paul Kagame, reciben la protección y el apoyo de grandes potencias y empresas multinacionales, y se les presenta como gobernantes modélicos y democráticos.

Un ejemplo de esta paradoja se produce en 1998, cuando Ruanda, Uganda y Burundi inician la invasión de Congo. Los informes de Naciones Unidas revelan ataques especialmente crueles con la población civil: en algunas regiones, el 75% de los niños menores de 2 años había muerto; el 33% de la población congoleña tenía necesidad perentoria de alimentos. El objetivo de esta guerra era saquear los inmensos recursos mineros del Congo (oro, diamantes, coltán, casiterita, cobre, cobalto...). Y a pesar de reconocer la responsabilidad de Ruanda y Uganda, la ONU dejó pasar ocho meses y permitió que el grupo armado extremista tutsi siguiera masacrando a la población civil congoleña, y a los refugiados ruandeses, a un ritmo de cien mil personas al día. “Estas muertes son el resultado directo de la ocupación por Ruanda y Uganda”, decían los informes de la ONU, que paradójicamente no ha movido un dedo, ni entonces ni ahora, para que los responsables de estos países sean juzgados por tribunales independientes.

Entre los millones de personas asesinadas había 9 españoles, cooperantes y misioneros que probablemente cayeron por ser testigos incómodos de las masacres. En 2005 el Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos, presidido por Juan Carrero Saralegui, interpuso en la Audiencia Nacional española una querella criminal para aclarar todas estas muertes. Entre las organizaciones que constituyen este Forum está la Fundación S'Olivar, presidida también por Juan Carrero.

Tras tres años de investigaciones, el Juez de la Audiencia Nacional, D. Fernando Andreu Merelles, emite órdenes de arresto internacionales contra 40 altos mandos del FPR. Algunos miembros de la cúpula de poder en Ruanda empiezan a encontrar dificultades cuando viajan a otros países. Paul Kagame disfruta de inmunidad como presidente.

Diferentes personas -especialmente ruandeses del exilio-, empiezan a sufrir persecución, amenazas o torturas a causa de este proceso judicial. Ahora la propia ONU arremete contra la Fundación S'Olivar: un Grupo de Expertos de Naciones Unidas ha exigido a algunos de los financiadores de la organización que presenten toda la documentación sobre las subvenciones que han concedido en los últimos años, para investigar el presunto apoyo de ésta a un grupo armado. Pero las cuentas de la Fundación, que maneja apenas 50.000 euros al año, dedicados de forma casi exclusiva a financiar las acciones legales derivadas de la querella, y a organizar acciones de diálogo entre ruandeses, son claras y transparentes.

Parece también transparente que se trata de una acción encaminada a desprestigiar a la organización y ahogarla económicamente. Para cuando la ONU termine sus investigaciones y se descubra que eran infundadas las acusaciones, el mal ya puede estar hecho.

La Misión de paz desplegada por Naciones Unidas en el Congo es severamente cuestionada en estos días por organizaciones internacionales como Pax Christi, War Child y Oxfam. Pero en lugar de poner orden en casa, Naciones Unidas decide ponerse de parte de los asesinos, atacar a las organizaciones que trabajan por la justicia y la reconciliación. Naciones Unidas elige no defender a las víctimas.

¿Por qué un organismo internacional tan importante como Naciones Unidas se permite atacar a una pequeña organización mallorquina? ¿Quizá porque esta fundación, con sus acciones legales en busca de la verdad, pone en cuestión las verdades oficiales? ¿Quizá porque al preocuparse por las vidas de millones de personas insignificantes pone en evidencia los intereses de las multinacionales que explotan, de forma manifiestamente ilegal, las riquezas naturales del Congo? Aunque sean pocos, aunque tengan pocos medios, Juan Carrero y los miembros de S’Olivar saben que tienen consigo la fuerza de la verdad. Una verdad que abre rendijas en las versiones oficiales y que molesta a los poderosos. Quizá gracias a esta pequeña organización algún día veamos en el banquillo a los responsables, y a los beneficiarios de la peor guerra de la historia.

Federación de Comités de Solidaridad con África Negra
http://www.umoya.org

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

lunes, 23 de noviembre de 2009

Ni podemos, ni debemos callarnos.

Tal y como comenté hace unos días y esperaba, la cumbre de la FAO considero que ha sido todo un fracaso.

¿A quien le importa que hallan mas de mil millones de seres humanos hambrientos?.

¿A quien le importa que cada seis segundos muera un niño?

¿A quien le importa?. Si, ¿a quien le importa?

Considero una infamia, considero una vergüenza que los gobiernos que nos dicen por donde debemos de ir, hayan hecho casi de la noche a la mañana unos desembolsos astronómicos para salvar la situación económica de las entidades financieras y de las grandes empresas, que unos cuantos desalmados, que unos cuantos sinvergüenzas, que unos pocos con su comportamiento irresponsable han ocasionado. Solo les ha importado la especulación para sus cuentas de resultados. Pero los pobres no tiene valor, son un desecho de la sociedad. No producen y gastan.

Considero que es de un cinismo bestial, el decir que si a los Objetivos del Milenio, comprometiendose a conseguir unos logros que harían desaparecer el HAMBRE en unos años, y ahora cruzarse de brazos e ir dando largas sin ningún compromiso.

Considero que es de una hipocresía bestial el celebrar con grandes fastos las reuniones del G - 8, del G - 20, de la ONU, del B. Mundial, del FMI. ¿No será que estos organismos mundiales tan solo solo buscan el poder?

Considero que no se puede, ni debe admitir que los que han provocado esta situación que estamos viviendo, gocen de un reconocimiento mundial mientras miles y miles, y miles de seres humanos con nombre, se siguen muriendo de hambre.

Los gobiernos en principio, deben trabajar para el pueblo, y somos nosotros en los países que denominamos democráticos, los que mantenemos a los gobernantes, somos nosotros los que los elegimos. Pero ¿a nosotros también nos da lo mismo que sigan muriendo de hambre miles y miles de personas?. Yo me rebelo, no estoy de acuerdo, ni comparto ni quiero gobiernos que hagan oídos sordos a las suplicas de tanta miseria. No quiero gobiernos que se crucen de brazos ante el terrorífico panorama que presenta la humanidad. No quiero gobiernos que aumentan los gastos de defensa con mil escusas pero que con mil escusas no ayudan ni cumplen lo dicho ante el mundo entero, acerca de la ayuda para paliar el hambre que asola este planeta.

No quiero gobiernos que no han tenido dificultad alguna en poner encima de la mesa los millones de dólares que hagan falta para salvaguardar los intereses de unos pocos, y no estén dispuestos a poner tan solo el 1% de esa cantidad, que es lo que reclama la FAO, para de modo efectivo evitar el evitable sufrimiento de tantos y tantos millones de personas.

¿Cuando vamos a decir BASTA? ¿Hasta cuando vamos a seguir consintiendo que todo esto siga igual, como si nada ocurra a nuestro alrededor?


Se puede, se puede, si, se puede decir BASTA y comenzar a exigir a los gobiernos que cumplan los compromisos suscritos.


Se puede si se quiere, atajar de una vez por todas el HAMBRE.

"No podemos seguir ni personal ni institucionalmente en silencio; no podemos seguir siendo súbditos callados", como decía Federico Mayor Zaragoza. "Tenemos que pedir democracias reales, basadas en la justicia social y no en las leyes del mercado".


Si se quiere, se puede. Si queremos, podemos.

¡BASTA YA!

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

jueves, 19 de noviembre de 2009

Siguen muriendo de hambre

Ha terminado la cumbre de Roma. Resultado nulo.

No existe voluntad de los gobiernos para que desaparezca esta lacra que afecta a millones de seres humanos.

¿Son acaso solamente números para las estadísticas?.

Lo que si está meridianamente claro, es que es más importante la economía de un país, que la muerte de seres humanos indefensos, y lo peor es que no hay visos de que este azote desaparezca.

Se han dado largas, no han habido compromisos serios, no ha habido voluntad, parece que no interesa afrontar de un modo directo el problema del hambre.

Y mientras tanto, siguen muriendo, mientras tanto siguen muriendo.



Esta es la suplica de Jacques Diouf (Director General de la FAO).

¿Hasta cuando?


HUMANICEMOS LA HUMANIDAD



viernes, 13 de noviembre de 2009

No a la venta

Hace unos días se estrenaba el documental NO A LA VENTA.

Un documental del Observatorio de Responsabilidad Social en coproducción con la UNED.

La pirámide empresarial nos dice que: Monsanto controla el 90% de las semillas transgénicas, Microsoft tiene una cuota de mercado del 88’26% del mercado mundial de software informático. Cada día 150 millones de personas compran un producto Unileveren el mundo, MC Donald sirve 58’1 millones de comidas diarias en nuestro planeta.

¿Estamos de acuerdo con esto?, ¿Queremos seguir en este sistema?

¿Sabemos a donde nos lleva este modo de hacer?

El documental que os recomiendo, tiene una duración de 66 minutos, pero vale la pena verlo


HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

Cumbre Alimentaria. ¿Va a servir para algo?

A partir del próximo lunes 16.11.09, se va a celebrar en Roma la Cumbre Mundial de Seguridad Alimentaria.

¡Cuantos lideres mundiales van a estar presentes! ¡Que gran oportunidad para conseguir la disminución del HAMBRE en el mundo! ¡Que gran oportunidad para hablar menos, y para hacer más!

¡Qué no se pierda esta oportunidad! Son más de mil millones de seres humanos los que siguen padeciendo problemas de nutrición. ¿No son bastantes? ¿A que están esperando los gobiernos para hacer algo positivo a favor de los más desfavorecidos?

Nos podrán decir que los países ricos están determinados a aumentar la producción de alimentos promocionando los fertilizantes químicos y las nuevas tecnologías especialmente en África. Este planteamiento no es sostenible, a corto plazo puede ayudar al pequeño campesino (de momento), pero no es la respuesta a los problemas estructurales existentes. Qué queremos, ¿más alimentos transgénicos y más semillas transgénicas?

¿Queremos caer más en las garras de Monsanto, y compañía?

Los países ricos están fracasando estrepitosamente, digan lo que digan, no tienen interés. Ya se palpó con las reuniones del G-.8 en Italia el verano pasado, cuando se comprometieron a dar 20.000 millones de dólares para la agricultura en los próximos tres años.

La ONU afirma que al menos son necesarios entre 25 y 40 mil millones de dólares al año en dinero público solo para mantener el avance para alcanzar el primer OBJETIVO DEL MILENIO “Reducir el hambre a la mitad en el año 2.015”.

No nos olvidemos, unos 200 millones de menores de cinco años están sufriendo retrasos en su crecimiento como resultado de la desnutrición crónica a que están sometidos.

UNICEF, nos recuerda que la desnutrición es responsable de más de un tercio de las muertes de menores de cinco años. Recordemos también que más de la tercera parte de los niños que mueren de pulmonía, diarrea y otras enfermedades curables podrían sobrevivir si no estuvieran desnutridos.
Vivimos en una crisis de humanidad, que es más importante que la crisis económica. Para esta última, ¿cuántos millones de dolares se han puesto encima de la mesa? Seguro que no han sido 20.000 millones.
Para la crisis económica de los países ricos, todo. Para la crisis de mas de mil millones de seres humanos, casi nada. ¿Interesa más el dinero que los seres humanos?

Esperemos que la Cumbre no sea un nuevo fracaso. La vida de millones de seres humanos depende de los acuerdos que se tomen.
HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

viernes, 6 de noviembre de 2009

Disculpe el señor

Estamos leyendo que el hambre sigue azotando de un modo feroz a países que hace unos años estaban a salvo de este padecimiento.

Leemos que en Guatemala, en Argentina, Nicaragua, El Salvador, México, los graves problemas de desnutrición están afectando de un modo directo a la población de mayor riesgo, la infantil; causando muertes y enfermedades severas que no muy tarde dejarán grandes secuelas en esa población infantil.

Hay muchos intereses creados, son los intereses que controlan la economía de las naciones, intereses que privilegian el capital financiero sobre la vida del pueblo y que ocultan el dinero que ganaron a costa de la tala de los bosques; a costa de la destrucción de la biodiversidad; a costa de la implantación de los monocultivos; en fin, a costa de los otros, de los otros con menos poder; a costa de los otros, de los otros más desprotegidos; a costa de los otros, de los otros más humildes. A costa de los más pobres.

Y mientras tanto los gobiernos, así como la gran mayoría de la sociedad mirando para otra parte y teniendo siempre muy presente que primero es el dinero, y lo último los pobres. Y mientras tanto las naciones del primer mundo prometen un tratado internacional sobre el comercio de armas. Y mientras tanto discutiendo están los poderosos de si sirve el G-8 o el G-20. Y mientras tanto barajando los poderosos de este planeta si conviene seguir con el BM, con el FMI. Y mientras tanto seguiremos sufriendo la doble personalidad de esa Iglesia que, como esa caja de Ahorros española presidida por un sacerdote. Y mientras tanto seguiremos con la polémica de si un jugador de fútbol debe pagar más o menos al erario público. Y mientras tanto seguiremos informándonos de lo que nos informan los medios de comunicación, sin profundizar más. Y mientras tanto seguiremos asistiendo a los dimes y diretes de la política tanto nacional como internacional.

Y mientras tanto millones y millones de pobres necesitan urgentemente la llave de la despensa, como escuchamos en la preciosa canción de nuestro Joan Manuel Serrat.

Transcribo la letra de la misma porque tiene una letra que hay que oírla, hay que entenderla y hay que sufrirla como esos pobres que vienen a millones y que tratándose de una urgencia piden ir a la despensa del señor.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

Disculpe el señor
si le interrumpo, pero en el recibidor
hay un par de pobres que
preguntan insistentemente por usted.
No piden limosna, no....
Ni venden alfombras de lana
tampoco elefantes de ébano
Son pobres que no tienen nada de nada
No entendí muy bien...
Sin nada que vender o nada que perder,
pero por lo que parece
tiene usted alguna cosa que les pertenece.
¿Quiere que les diga que el señor salió?
¿Que vuelvan mañana en horas de visita?
O mejor les digo como el señor dice:
Santa Rita, Rita, Rita,
lo que se da, no se quita...
Disculpe el señor,
se nos llenó de pobres el recibidor
Y no paran de llegar
desde la retaguardia, por tierra y por mar
Y como el señor dice que salió
y tratándose de una urgencia,
me han pedido que les indique yo
por donde se va a la despensa,
y que Dios se lo pagará.
Me da las llaves o los echo?... Usted verá
que mientras estamos hablando
Llegan más y más pobres y siguen llegando
¿Quiere usted que llame a un guardia y que revise
si tienen en regla sus papeles de pobre?
O mejor les digo como el señor dice:
Bien me quieres, bien te quiero,
no me toques el dinero.
Disculpe el señor
pero este asunto va de mal en peor
vienen a millones y
curiosamente, viene todos hacia aquí.
Traté de contenerlos pero ya ve,
han dado con su paradero
estos son los pobres de los que le hablé
Le dejo con los caballeros
y entiendase usted
Y si no manda otra cosa me retiraré
y si me necesita llame
Que Dios le inspire o que Dios le ampare
que estos no se han enterado
que Carlos Marx está muerto y enterrado.


lunes, 26 de octubre de 2009

Mons. Romero y Ellacuría.

De vez en cuando, vale la pena echar la mirada atrás y recordar sucesos acaecidos hace años, pero que han marcado la vida de innumerables seres de nuestro planeta.

Jon Sobrino acaba de dar a conocer su nueva carta a Ellacu. En ella nos vuelve a poner de manifiesto lo que para el ha supuesto él conocer, el trabajar codo con codo con Ignacio Ellacuría, uno de los jesuitas de la UCA, asesinados en El Salvador.

Pero no se detiene en el asesinato, no; se detiene eso si, en hacer un reconocido homenaje a Julia Elba y Celina, y contarnos parte de la relación que hubo entre Mons. Romero e Ignacio Ellacuría.

Es sorprendente que a veinte años de aquel luctuoso suceso y al leer hoy la última carta editada, se hable en ella de temas que aunque pasaron hace veinte o treinta años son de plena actualidad, y siguen sirviéndonos tanto como doctrina como modo de encarar esta vida.

Creo que vale la pena aprovechar y dedicar unos minutos de nuestro tiempo para maravillarnos con las frases que utiliza Ellacuría al referirse a Mons. Romero, y que nos trae J. Sobrino en esta nueva carta a Ignacio Ellacuría.

MONSEÑOR ROMERO Y TÚ
Carta a Ellacuría
JON SOBRINO
EL SALVADOR.

ECLESALIA, 25/10/09.- Querido Ellacu: Este año es el veinte aniversario de vuestro martirio y pronto llegará el treinta de Monseñor Romero. Nos toca hablar de ustedes con frecuencia, con especial responsabilidad, y también con algún escrúpulo. Ustedes, los jesuitas, son mártires bien conocidos, pero Julia Elba y Celina no tanto. Y sin embargo ellas son el símbolo de centenares de millones de hombres y mujeres que han muerto y mueren inocente e indefensamente aquí, en el Congo, en Palestina, en Afganistán, sin que nadie les haga mucho caso.

Prácticamente no existen ni en vida ni en muerte para las sociedades de abundancia. Y tampoco la institución Iglesia sabe qué hacer con tantas gentes que han muerto asesinadas. Si difícil es que canonicen a un mártir de la justicia como Monseñor Romero, mucho más lo es que canonicen a esos hombres y mujeres que han vivido y han muerto en pobreza y opresión. Y sin embargo, muchas veces te oí decir que son “los preferidos de Dios”.

Debería escribirte, pues, sobre Julia Elba y Celina, pero conozco poco de ellas. De Julia Elba sé que pasó trabajando toda su vida en las cortas, en la cocina. Y todo ello desde que tenía 10 años. No sé mucho más de ella. Sí me he preguntado “quién es más mártir, Ellacuría o Julia Elba”, y sería terrible que los mártires jesuitas hiciesen olvidar a esas dos mujeres que murieron asesinadas a 50 metros del jardín de rosas. Estos días he escrito que “Ellacuría no vivió ni murió para que el esplendor de su figura opacase el rostro de Julia Elba”. Ellacu, éste es el escrúpulo.

Pero Julia Elba y muchas mujeres salvadoreñas como ella, me perdonarán, quizás hasta se alegrarán, de que en esta carta te hable sobre nuestro Monseñor, pues no tienen celos de una persona muy querida. Y la he titulado: “Monseñor Romero y tú”. Mi intención es ayudar a las nuevas generaciones, a quienes no les sobra orientación cristiana y salvadoreña. Que sepan que una vez hubo un país y una Iglesia extraordinaria: la de Monseñor Romero. Y tú eres un mistagogo de lujo para introducirnos en su persona. Por ello, voy a recordar cómo se llevaron ustedes dos.

La gente sabe que los dos fueron elocuentes profetas y mártires. Pero me gusta recordar otra semejanza importante sobre cómo empezaron. Los dos recibieron una antorcha cristiana y salvadoreña, y sin discernimiento alguno hicieron la opción fundamental de mantenerla ardiendo. Monseñor la recibió de Rutilio Grande la noche que lo mataron. Y muerto Monseñor la retomaste tú. Es cierto que ya habías empezado antes, pero tras su asesinato tu voz se hizo más poderosa y comenzó a sonar más como la de Monseñor. A una señora le oí decir en la UCA: “desde que mataron a Monseñor, en el país nadie ha hablado como el P. Ellacuría”.

Lo que me interesa recordar y recalcar es que en El Salvador existió una tradición magnífica: la entrega y el amor a los pobres, el enfrentamiento con los opresores, la firmeza en el conflicto, la esperanza y la utopía que pasaban de mano en mano. Y en esa tradición resplandecía el Jesús del evangelio y el misterio de su Dios. No podemos dilapidar esa herencia, y debemos hacerla llegar a los jóvenes.

Los comienzos de tu relación con Monseñor Romero no fueron positivos. Al comienzo de los setenta, tú ya eras conocido como peligroso jesuita de izquierdas por tu defensa de la reforma agraria, el apoyo a la huelga de los maestros de ANDES y el análisis del fraude electoral de 1972. Pero con tu libro “Teología Política” de 1973 empezaste a tocar temas más explícitamente cristianos: salvación e historia, el mesianismo de Jesús, la misión de la Iglesia, violencia y política… Y aunque en el país no se hablaba todavía de teología de la liberación -y de cuán peligrosos eran sus defensores- los obispos se asustaron del Ellacuría teólogo que emergía con fuerza. Y le tocó a Monseñor Romero escribir una crítica de siete páginas sobre tu libro. Lo hizo en tono serio y educado, a diferencia de la crítica que llegó de un teólogo de una curia romana, llamado Garofallo. El primer encuentro entre ustedes fue un encontronazo.

Las cosas siguieron su curso. Tú con ciencia y profecía, y a veces con humor e ironía. En una pequeña revista de la UCA escribiste un breve artículo con este título: “un obispo disfrazado de militar y un nuncio disfrazado de diplomático” -los de mi generación sabrán a qué jerarcas te referías. No era tu estilo, pero sí tu convicción.

Así llegó 1976. Monseñor Luis Chávez y González, benemérito y buen amigo, después de 38 años dejaba la responsabilidad de la arquidiócesis. En ECA nos reunimos para escribir un editorial sobre tema tan importante: “quién será el nuevo arzobispo”. Apoyamos a Monseñor Rivera y nos distanciamos críticamente del que sonaba como posible candidato: el obispo Oscar Arnulfo Romero. La elección, por cierto, le salió mal al Vaticano, y más tarde escribirías que “a Monseñor Romero no se le eligió para que fuera a ser lo que fue; se le eligió casi para lo contrario”.

Llegó la conversión de Monseñor y un hondo cambio en tu relación con él. Cuando en marzo de 1977 mataron a Rutilio, tú estabas en España, y desde Madrid el 9 de abril le escribiste una carta, que llegó a mis manos por casualidad muchos años después. La publicamos en Carta a las Iglesias marzo 2006.

“Tengo que expresarle, desde mi modesta condición de cristiano y sacerdote de su arquidiócesis, que me siento orgulloso de su actuación como pastor. Desde este lejano exilio quiero mostrarle mi admiración y respeto, porque he visto en la acción de Vd. el dedo de Dios. No puedo negar que su comportamiento ha superado todas mis expectativas y esto me ha producido una profunda alegría, que quiero comunicársela en este sábado de gloria”.

Ellacu, esta carta es uno de tus textos más bellos. Le hablas a Monseñor con total verdad, y te muestras a ti mismo en facetas desconocidas para quienes sólo te han conocido como profesor y rector. Después del asesinato de Rutilio le agradeces “su valentía y prudencia evangélicas frente a claras cobardías y prudencias mundanas”, el acierto de “oír a todos, pero decidiendo lo que parecía a ojos prudentes lo más arriesgado”. Te referías a la misa única, la supresión de las actividades en los colegios católicos, la promesa de Monseñor de no asistir a ningún acto oficial… Le felicitas: “usted ha hecho Iglesia y ha hecho unidad en la Iglesia”; la mayoría del clero, religiosos y religiosas se aglutinaron alrededor de Monseñor. Y se lo vuelves a desear al final: “si logra mantener la unidad de su presbiterio mediante su máxima fidelidad al evangelio de Jesús, todo será posible”.

En la carta aparece la dialéctica evangélica e ignaciana, recurrente en ti: usted “lo ha logrado no por los caminos del halago o del disimulo sino por el camino del evangelio: siendo fiel a él y siendo valiente con él”. “No ha podido entrar usted con mejor pie a hacer Iglesia”. Yo también escribí que, aunque parecía que todo empezaba muy mal para Monseñor, toda empezaba muy bien. Y firmaste: “Este miembro de la arquidiócesis, que ahora se ve alejado contra toda su voluntad”.

Cuando regresaste en 1978 te pusiste, con entrega y devoción, al servicio de Monseñor. Escribiste para la YSAX, la radio del arzobispado, una larga serie de comentarios a su tercera carta pastoral, “La Iglesia y las organizaciones políticas populares”. Le ayudaste a redactar la parte central sobre las idolatrías en la cuarta carta pastoral, “La Iglesia en la actual situación del país”. En sus últimas semanas estuviste con él en la conferencia de prensa después de la homilía dominical, y te daba la palabra cuando le preguntaban sobre la situación política. Con él estuviste la víspera de su asesinato, después de aquella homilía irrepetible: “En nombre de Dios, y en nombre de este sufrido pueblo cuyos lamentos suben hasta el cielo, les pido, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡cese la represión!”. Y en el funeral cargaste el féretro. Se te ve en la foto con Walter Guerra, Jesús Delgado y Juan Spain.

Lo que hiciste por Monseñor no fue simplemente uno más de tus muchos servicios al país. Tampoco lo pensaste como servicio estratégico, dada la inmensa influencia de Monseñor. Monseñor Romero llegó a ser para ti alguien muy especial, distinto a como lo había sido Rahner o Zubiri. Se metió dentro de ti, y tocó tus fibras más hondas. Esa sensación la tuve desde el principio. Y se me quedó grabada para siempre en tu homilía en la misa de funeral que tuvimos en la UCA. En ella dijiste: “Con Monseñor Romero Dios pasó por El Salvador”.

Muchas veces he citado estas palabras, Ellacu. Son muy tuyas por la precisión del lenguaje y por el peso del concepto. Conociéndote, estabas diciendo verdad. Y una verdad teo-logal: por este El Salvador, masacrado y esperanzado,, taimado y valiente, cruel y generoso, se sintió el paso del misterio. El paso de Dios. Por eso Monseñor Romero se convirtió para ti en referente de Dios, y en principio y fundamento de tu teología. Lo voy a recordar brevemente.

Comencemos con la eclesio-logía. El “pueblo de Dios” no era un tema cualquiera, y menos cuando el Vaticano II ya estaba en declive y volvía a resurgir la jerarcología. Sobre él escribiste un artículo sistemático en 1983, pero antes, en 1981, habías escrito “El verdadero pueblo de Dios, según Monseñor Romero”. No tratabas de analizar las ideas de algún importante teólogo, sino de ir al fondo del problema desde la fuente que tenías más a mano y que te parecía la más fructífera.

Cuatro características mencionaste del verdadero pueblo de Dios: 1. La opción preferencial por los pobres, 2. La encarnación histórica de las luchas del pueblo por la justicia y la liberación, 3. La introducción de la levadura cristiana en las luchas por la justicia, 4. La persecución por causa del reino de Dios en la lucha por la justicia. No toda la novedad provenía de Monseñor, pero la más novedosa, por así decirlo, las tres últimas características, de él provenían. Al menos Monseñor Romero te hizo profundizar en ellas.

Monseñor te puso en la pista de “la Iglesia de los pobres”, la que ni siquiera en el Concilio tuvo éxito, a pesar de los deseos de Juan XXIII, el cardenal Lercaro y algunos pocos obispos. Y ciertamente te inspiró para hablar del martirio, realidad fundante para la Iglesia, como la cruz de Jesús. Varias veces citaste unas palabras escandalosas de Monseñor Romero: “Me alegro, hermanos, de que la Iglesia sea perseguida. Es la verdadera Iglesia de Cristo. Sería muy triste que en un país donde se está asesinando tan horrorosamente no hubiese sacerdotes asesinados. Son la señal de una Iglesia encarnada”. Mejor y más profundamente que con muchos conceptos Monseñor define a la Iglesia desde dos relaciones esenciales: con el destino de Cristo y con el destino del pueblo. Alguien, con buena intención, cuestionó una vez que Monseñor Romero corriera tantos riesgos, aun de su vida. Pero tú le contestaste: “eso es lo que tiene que hacer”. Y eso es lo que tú también hiciste con tu vida. La eclesiología no era un conjunto de conceptos prendidos de la realidad con alfileres, sino surgidos de ella.

En cristo-logía coincidiste con Monseñor en muchas cosas. Sólo voy a recordar una, para mí la más decisiva hoy, ciertamente en el tercero mundo, pero también en el primero: ver a Cristo en el pueblo crucificado, considerar a éste como la continuación del siervo de Jahvé. Son hoy los centenares y miles de millones de pobres, hambrientos, oprimidos, dados muerte violentamente, masacrados, inocentes e indefensos, desconocidos en vida y en muerte. Con ellos he comenzado esta carta al recordar a Julia Elba y Celina.

En 1978, en preparación para Puebla, escribiste “El pueblo crucificado. Ensayo de soteriología histórica”, en el que analizas la realidad de los pobres y víctimas como el siervo sufriente de Jahvé. En 1981, en tu segundo exilio de Madrid escribiste “El pueblo crucificado como ‘el’ signo de los tiempos”. En el primer texto recalcas su carácter salvífico. En el segundo, su carácter de revelación.

Monseñor Romero dijo en 1977 en Aguilares a los campesinos perseguidos y asesinados: “Ustedes son el divino Traspasado”. Y en una homilía de 1978 mostró su alegría porque los estudiosos del Antiguo Testamento no sabían decir si el siervo, del que habla Isaías es “todo un pueblo” o es “Cristo que viene a liberarles”.

No sé decir “quién copió a quién” o si ocurrió como con Leibnitz y Newton que descubrieron los fundamentos del cálculo infinitesimal con independencia el uno del otro. Lo que si me parece cierto es que ustedes tuvieron la misma asombrosa intuición de equipar la humanidad sufriente con el crucificado y el siervo de Jahvé. Y por lo que yo sé, sólo ustedes dos. No aparece en encíclicas ni concilios. Tampoco, normalmente, en las teologías. Y muertos ustedes, parece que no hay vigor ni rigor para hablar así de un mundo hoy está evidentemente crucificado.

Y una cosa más. En tu segundo exilio escribiste otro breve texto al que diste mucha importancia: “Por qué muere Jesús y por qué lo matan”. El título es más que muestra de ingenio. Se trata de esclarecer el sentido transcendente de esa muerte y sus causas históricas. En teología se pueden encontrar reflexiones afines, pero no así, ciertamente no con esa radicalidad, en textos oficiales de la Iglesia. Para lo primero hay que tener presente ante todo el designio de Dios. Para lo segundo hay que tener en cuenta la historicidad radical de la vida de Jesús: defensor de aquellos a quienes ofenden los poderosos. Por esa razón Jesús denunció el poder, entró en conflicto con él, perdió y fue crucificado. Esto, tan evidente, suele ser oficialmente silenciado -incluso en Aparecida, un buen documento por otros capítulos.

No lo silenció Monseñor Romero. En la misa funeral de uno de los sacerdotes asesinados dijo lapidariamente: “se mata a quien estorba”. Y los que estorbaban no eran demonios o poderes transcendentes, sino oligarcas, militares, cuerpos de seguridad, escuadrones de la muerte. Así se entiende el “por qué mataron a Jesús”, como tú preguntabas.

Termino con la teo-logía, con Dios y con tu fe. En la primera carta te escribí que tu fe en Dios no pudo ser ingenua. En 1969 hablaste en Madrid de las dudas de fe que Rahner llevaba con elegancia -y entendí que algo semejante decías de ti mismo. Creo que luchaste con Dios como Jacob, en aquellos años recios para la fe. Y a tus 47 años “se te apareció” Monseñor Romero -y uso el término “aparecer”, opthe, conscientemente, para expresar lo que en ello hubo de inesperado, destanteador, cuestionante y bienaventurado. De esto sólo se puede hablar con temor y temblor, pero pienso que en contacto con Monseñor tuviste una experiencia nueva de la realidad última, de Dios. Y creo que se notó en tu hablar sobre Dios.

He escrito que para Jesús Dios es “Padre” en quien se puede descansar, y que el Padre sigue siendo “Dios” quien no deja descansar. En Monseñor Romero, en su compasión hacia los sufrientes, su denuncia para defenderlos, el amor sin componendas viste al Dios que es “Padre” de los pobres. En su conversión, su adentrarse en lo desconocido y no controlable, en su caminar sin apoyos institucionales eclesiásticos, en su mantenerse firme llevase a donde llevase el camino viste al Padre que sigue siendo “Dios”. Y quizás en Monseñor viste también que, a pesar de todo, el compromiso es más real que el nihilismo, el gozo más real que la tristeza, la esperanza más real más que el absurdo. Así interpreto sus sencillas palabras: “Con este pueblo no cuesta ser buen pastor”. En ellas asoma la utopía

Termino. No era la primera vez que te encontrabas con alguien que iba a influir importantemente en tu vida, como bien lo analiza Rodolfo Cardenal. Sin embargo, encontrarte con monseñor Romero significó algo distinto. Y eso distinto radica en que te encontraste con la profecía, la entrega, la bondad de Monseñor, pero sobre todo con su fe, lo que configura toda la persona. Por eso nunca te consideraste “colega” de Monseñor. Nunca te escuché, siendo tú de talante crítico, una crítica a Monseñor. Y en tu nombre y en el de la UCA, dijiste que “Monseñor Romero ya se nos había adelantado”. E insististe: “No hay duda de quién era el maestro y de quién era el auxiliar, de quién era el pastor que marca las directrices y de quién era el ejecutor, de quién era el profeta que desentrañaba el misterio y de quién era el seguidor, de quién era el animador y de quién era el animado, de quién era la voz y de quién era el eco”. Lo decías con total sinceridad.

“Monseñor Romero, un enviado de Dios para salvar a su pueblo”, escribiste. Y Monseñor te habló de lo que en Dios hay de “más acá”. Pero también te habló de lo que en Dios hay de inefable, de misterio bienaventurado, de lo que en Dios hay de “más allá”. “Ni el hombre ni la historia se bastan a sí mismos. Por eso [Monseñor] no dejaba de llamar a la transcendencia. En casi todas sus homilías salía este tema: la palabra de Dios, la acción de Dios rompiendo los límites de lo humano”. Monseñor Romero vino a ser como el rostro de Dios en nuestro mundo.

Ellacu, termino esta carta con las palabras con las que tú terminaste tu último escrito de teología. Son para los que no te conocieron, para todos los que te conocimos y especialmente para que ayuden a que la Iglesia retome su rumbo:

“La negación profética de una Iglesia como el cielo viejo de una civilización de la riqueza y del imperio y la afir­mación utópica de una Iglesia como el cielo nuevo de una civilización de la pobreza es un reclamo irrecusable de los signos de los tiempos y de la dinámica soteriológica de la fe cristiana historizada en hombres nuevos, que siguen anunciando firmemente, aunque siempre a oscuras, un futuro siempre mayor, porque más allá de los sucesivos futuros históricos se avizora el Dios salvador, el Dios liberador”.

viernes, 16 de octubre de 2009

¡Día Mundial de la Alimentación!

Hoy día 16 de Octubre, se debe celebrar el Día Mundial de la Alimentación, muchos gobiernos y organizaciones han preparado actos para dicha celebración. Para millones de seres humanos esta celebración


Según datos de la FAO., se estima que el número de hambrientos en todo el mundo asciende en estos momentos a 1.020 millones de personas, con la previsión de que el número de hambrientos a lo largo del año 2009 aumente en unos 105 millones de personas.

¿Qué va a ocurrir en la próxima Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaría a celebrar en Roma el próximo mes de Noviembre?,supongo que nada nuevo, palabras, más palabras, discursos, más discursos, fotos, más fotos. Pero en definitiva nada concreto que es lo ocurrido en las últimas cumbres efectuadas.

Mientras tanto la Humanidad sigue padeciendo HAMBRE, mientras tanto se siguen perdiendo miles de vidas cada día, mientras tanto empresas como Monsanto, Syngenta, Du Pont y Bayer (de las que ya he comentado algo en otros artículos de este blog), seguirán pensando y poniendo en práctica las estrategias necesarias para tratar de imponer sus semillas transgénicas e intentar controlar más de la mitad de las semillas de nuestro planeta, .

Con los alimentos transgénicos, no se van a alcanzar los Objetivos del Milenio, con las semillas transgénicas tan solo alguno va a conseguir ser más rico, pero a costa de la destrucción de tierras aptas para las labores de agricultura destinadas a la alimentación humana.

Las plantaciones de transgénicos están acorralando a los campesinos que se dedican a malvivir con lo que pueden, puesto que se está ejerciendo sobre ellos una gran presión a fin de que dejen sus tierras, de este modo las grandes multinacionales aliadas con las grandes productoras de semillas crean unas vastas extensiones de cultivos, como los biocarburantes, en detrimento de la alimentación humana.

Pensemos en el dicho “Pan para hoy, HAMBRE para mañana”. Pan para hoy solamente para unos pocos, y mañana hambre para muchos millones de seres humanos.

No dejemos que desaparezca el campesinado, no dejemos que desaparezcan las pequeñas explotaciones agropecuarias en las que puede estar basada la subsistencia alimentaria de millones y millones de seres humanos.
El HAMBRE no es sólo un problema de negligencia, pensemos que el HAMBRE es también una cadena de intereses a favor de unos pocos.
El HAMBRE no es un negocio que a veces sale bien y otras sale mal. Es la violación de un derecho, del Derecho a la Alimentación.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

jueves, 15 de octubre de 2009

Ya es hora de erradicar el HAMBRE

Ni objetivos del milenio tan pregonados a bombo y platillo; no creo que se lleguen a alcanzar en cuanto a la reducción propuesta del HAMBRE en nuestro planeta.

Ni reuniones del G-8, G-20, FMI, BM, BIC o cualesquiera otro organismo; están demasiado preocupados por salvarse ellos, y por tratar de salvar a unos países de una crisis a la que ellos mismos han llevado e intentar seguir como antes, sin que apenas cambie algo. Todo ello en lugar de apostar de un modo eficaz en la reducción del HAMBRE que asola a gran parte de nuestra tierra. Todo ello en lugar de apostar de una vez por todas en la erradicación de la POBREZA.

Ni las llamadas dramáticas de las ONG, que están al pié del cañón, luchando codo con codo con los afectados, y que en muchos poco pueden hacer si les faltan las materias primas, tanto de alimentos como de material médico, que no termina de llegar de los países a los que les sobra y derrochan.

¿Nos damos realmente cuenta de que el HAMBRE, ha robado y sigue robando el futuro de millones de seres humanos?

¿Qué caso hacemos cuando escuchamos o leemos a través de los medios de información que son 1.020 millones de personas que pasan HAMBRE?

¿Qué caso hacemos cuando escuchamos que cada día mueren 50.000 personas como consecuencia de la pobreza extrema?

¿Qué caso hacemos cuando sabemos que mil millones de seres humanos viven con menos de un dólar al día?

¿En que nos afecta la gran desigualdad de riqueza que cada vez aumenta de modo imparable?

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en estos momentos se están dando los más bajos niveles de ayuda internacional a los países más necesitados. “En muchos países en vías de desarrollo, los pobres no pueden reunir el dinero necesario para comprar comida. Resolver esta crisis alimentaría costaría menos del 0’01% del dinero que se ha inyectado en el mercado para rescatar a empresas de la crisis financiera mundial”

El importe presupuestado por el PMA para el año en curso 2009 es de 6.700 millones de dólares, estamos en Octubre, y según los últimos datos publicados, el apoyo financiero recibido tan solo alcanza los 2.600 millones de dólares.

Miremos a nuestro alrededor, no solamente encontramos pobreza en África, o en América Latina, la tenemos presente aquí, en nuestro barrio, en nuestras ciudades, a nuestro lado,pero no es agradable verla, no es agradable ni tan siquiera reflexionar sobre lo que está ocurriendo, es más cómodo seguir como si esto no fuera con nosotros, es más cómodo seguir con la venda puesta en los ojos y tapones en los oídos, y seguir ignorando lo que es una realidad dramática, y esperpéntica, y que no nos equivoquemos a todos nos afecta.
Recordemos lo que decía P. Casaldaliga y que es la presentación de este blog "Primero sea el pan, después la libertad. La libertad con HAMBRE es una flor encima de un cadaver".

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

viernes, 9 de octubre de 2009

¿Como es posible que nos esté pasando todo esto?


Hay más de mil millones de personas en nuestra Tierra consideradas como pobres.

La crisis actual tan globalizada, hace que esta cifra sigua creciendo y creciendo, no viéndose a corto plazo el fin, más bien al contrario; las políticas gubernamentales van haciendo, (aunque existan algunos gobiernos que luchan contra las políticas económicas actuales que pretenden ser doctrina), van facilitando el camino para que esta situación siga empeorando, sobre todo para los de siempre, para los pobres.

El Banco Mundial reconoce que realmente y en la actualidad la gran brecha entre ricos y pobres, se ha duplicado en los últimos 40 años, y sigue creciendo.

La Organización Internacional del Trabajo, opina que esta crisis puede dejar en el paro a 50 millones de personas, esto lógicamente aumentaría esa espiral de pobreza que nos atenaza.

No puede ser que las 10 fortunas más importantes del mundo son superiores a la suma de las rentas nacionales de los 55 países más pobres. No puede ser que el 10 por ciento más rico posee el 48 por ciento de los ingresos, mientras solamente el 1’6 de esta riqueza esté en poder de los más pobres.

La balanza de nuestra Tierra está terriblemente desequilibrada.

En este momento y como consecuencia de las grandes directrices impuestas para salir de esta crisis tan globalizada, los gobiernos se están hipotecando, se está hipotecando a sus gentes, con el convencimiento de que de nuevo vendrán las vacas gordas. Lo cierto es que en este momento la deuda publica mundial es brutal y como se ve en esta página el aumento es sin cesar. (Situa el cursor en el año que desees y verás).

De este modo ¿Vamos a salir del pozo a donde nos han llevado?

¿Qué va a pasar con la especie humana? ¿Ha comenzado su extinción? ¿Nos hemos metido en un camino que ya no tiene retorno? ¿Es posible que a nivel global se pueda recuperar la cordura de este mundo?

Según la ONU, con menos del 1% de los fondos económicos que han utilizado los gobiernos capitalistas centrales para salvar el sistema financiero global (bancos y empresas que han desatado la actual crisis), se podría resolver el sufrimiento de miles de millones de personas. ¿Por qué no se hace? ¿Los grandes directores de nuestro planeta no saben a donde nos llevan?

Estamos ante unos grandísimos dilemas, y me ha horrorizado leer que Jonathan Porrit, un consejero del príncipe Carlos y del primer ministro Gordon Brown indica, aunque sea en plan solamente teórico que para reducir otra de las alarmas que han saltado, la del calentamiento global, habría que reducir la población mundial a la mitad, añadiendo que esta es la menos costosa de las soluciones para detener el calentamiento global.

Realmente parece que este mundo se haya vuelto loco si es que no lo está, parece un ensayo frustrado de Alguien que creó esta Tierra que debería ser para uso y disfrute de sus habitantes.

Como dice el teólogo José Mª Castillo “¿Cómo es posible que esté pasando todo esto y encima estemos deseando que se acabe pronto la crisis para volver a estar como estábamos antes, o sea a intensificar de nuevo el consumismo insostenible que ha provocado tanta ruina, tanta muerte y tanta miseria? ¿Estamos dispuestos a seguir tan tranquilos, asistiendo a este espantoso genocidio, colaborando (al menos con el silencio) en la masacre?”.

Según José Mª Castillo, “el problema que se agudiza por días, está en que, manipulados como estamos por tanta tecnología, ya no nos queda sino una sola convicción: lo que importa es ganar mucho, vivir bien y trabajar poco. Me da miedo pensar que este camino ya no tiene retorno”.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD, todavía estamos a tiempo.




jueves, 8 de octubre de 2009

Gracias por lo que nos has dado "NEGRA", hasta siempre.

"Hermano dame tu mano/vamos juntos a buscar/una cosa pequeñita/que se llama libertad".



Cuando comencé a escuchar las canciones de Mercedes Sosa, La Negra, todavía estaban prohibidas, pero de vez en cuando y con el tocadiscos puesto muy bajito, me entusiasmaba oyendo esa voz tan distinta a lo que había escuchado hasta aquel entonces. Eran unas letras llenas de pasión, llenas de amor hacia el pueblo, unas letras que eran interpretadas de un modo diferente a lo oído hasta ese momento, eran en definitiva un grito de amor a la vida, un grito de resistencia a los poderes establecidos mediante la fuerza, un grito y deseo de libertad.



En los 70, y en parte de los 80, era un icono de la canción protesta en todo el mundo, no solo en Hispanoamerica, sino también en España, donde era muy querida por todos , salvo por los grises.



Eran otros tiempos, eran los tiempos en los que se buscaba, se ansiaba la libertad, eran los tiempos de verdaderos iconos de la canción como, Mercedes Sosa, Victor Jara, Serrat, Raimon, Violeta Parra, Quilapayun, Inti Illimani, Daniel Viglieti, y de tantos y tantos otros que abanderaban la lucha por la vida, la lucha por la igualdad, la lucha por la solidaridad, la lucha por la libertad.



Mercedes Sosa, La Negra, la voz de la tierra, la voz del pueblo, su garganta lanzando melodías con poemas que eran las palabras calladas que millones de hombres y mujeres sobre todo de Latinoamerica no podían pronunciar.



No componía, ni escribía sus canciones, pero no hacía falta, era interprete transgresora de los poderes establecidos, cantaba el sentimiento de los pueblos oprimidos ávidos de libertad.



La Negra siempre estará con nosotros, su música transciende generaciones, su música HUMANIZA LA HUMANIDAD.


lunes, 21 de septiembre de 2009

¡No!, no nos vale la resignación, no nos vale la indiferencia.

Frente a la Bahía de Algeciras en España, una nueva tragedia se ha cernido sobre un grupo de inmigrantes, subsaharianos la mayor parte.

De momento han aparecido varios cadáveres y hay unos veinte desaparecidos, que es posible vayan apareciendo en diversas playas de la costa los próximos días. A los que han sido rescatados con vida, pronto les queda la repatriación a sus países de origen.

No conoceremos los nombres de los fallecidos ni seguramente el de los desaparecidos. Es posible que haya incluso alguna familia entera entre estos, según informan los medios de comunicación. Se dan como desaparecidos varios niños.

Siguen llegando inmigrantes, siguen llegando sedientos de un futuro algo mejor de lo que encuentran en sus países de origen. Siguen llegando huyendo del hambre, huyendo de políticas desafortunadas, huyendo de guerras, huyendo de un mundo lleno de despropósitos, huyendo y teniendo que dejar a sus seres queridos allá lejos, solos unos y solos los otros.

Después de unas diásporas a veces horrendas, otras, de meses o incluso años de duración, solos, sin saber a ciencia cierta si podrán disfrutar próximamente del futuro fantástico que creen existe en Europa. En otras ocasiones, enviados de nuevo a su país de origen o llevados a una tierra de nadie en mitad del desierto. En el ¿mejor de los casos? llegan a la tan deseada Europa, y luego ¿que? ¿Dónde se encuentra ese futuro tan ansiado?

Hoy día 21 de Septiembre, se celebra el día Internacional de la PAZ. ¿Qué PAZ?
La Asamblea General de la ONU, dictaminó que tal día como hoy, se celebraría a nivel mundial un día de cesación del fuego y de no violencia.

Esa PAZ, creo que no necesariamente debe contemplar solamente a las guerras, porque ¿no es una guerra lo que sucede entre los países del Norte contra los del Sur?, ¿no parece una guerra desatada lo que ocurre contra los inmigrantes en Italia, lo que está ocurriendo en Francia, y oros países europeos y lo que posiblemente ocurra también en España con la reforma legislativa de la Ley de Extranjería?

No, no nos vale la resignación ante tanta muerte. No, no nos vale la resignación ante tanto atropello, ante tanto pisoteo de los Derechos Humanos. No, no nos valen las palabras llenas de confusión. No, no nos vale la resignación o indiferencia al leer que a los inmigrantes se les va a dar una nueva vuelta de tuerca represiva. No, no nos vale la resignación o indiferencia ante unas políticas "hiper-restrictivas", ineficaces y carentes de sentido común.

No, no nos vale todo eso. Queremos que se cumplan íntegramente y sin lugar a duda los Derechos Humanos de unos hermanos nuestros que lo único que pretenden es vivir, y ayudar a vivir un poco mejor a los que dejan allá lejos en sus países de origen.

A algunos habría que recordarles que ellos también en fueron emigrantes en un momento, y que gracias a su sacrificio, sus familias progresaron, al igual que hicieron sus países de origen.

Tenemos que tener en cuenta que al fin y al cabo, somos todos seres humanos, somos hermanos, somos hijos de una misma madre, nuestra Madre Tierra.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

viernes, 18 de septiembre de 2009

El crimen del hambre

El hambre sigue matando, el hambre se hace endémica en lugares donde antes no lo era. El hambre va dejando un rastro de desesperanza, de humillación, de impotencia. En anteriores entradas hemos analizado un poco el ¿por qué?

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, se está viendo desbordado por nuevas peticiones de ayuda. Nuevas peticiones de países que se han integrado en el grupo de los grandes necesitados, países como Guatemala, que ha solicitado ayuda oficialmente para tratar de parar la dramática situación que están viviendo el llamado “corredor seco”, los departamentos de Jalapa, Chiquimula, Progreso, Jutiapa, Santa Rosa, Zacapa y Baixa Verapaz.

El presidente del gobierno decretó el estado de emergencia en el país. Es necesaria la ayuda internacional. Los niños siguen muriendo de hambre. Según UNICEF en Guatemala mueren 36’9 niños por cada mil nacimientos, siendo el segundo país de la Tierra, solo por detrás de Haití en mortalidad infantil.

En Abril de este año UNICEF publicó un informe en el que advertía que uno de cada dos niños guatemaltecos sufría de desnutrición crónica, y que el 80% de los niños y niñas indígenas menores de 5 años tiene serios problemas alimenticios.

Parece ser que alimentos hay, lo que no hay son recursos financieros para que las personas afectadas puedan comprar los alimentos que hay disponibles, con ello nos encontramos en un callejón con muy pocas salidas.

Una parte de Guatemala se tiene que alimentar gracias al Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

Cuántas muertes van a ser necesarias para que los gobiernos no solo locales sino nacionales, para que los organismos mundiales tomen las medidas necesarias a nivel global, a fin de contribuir a que no hayan más hambrunas que asolen nuestra Tierra.

Si hay suficientes alimentos, ¿qué ocurre entonces? ¿Mala distribución? ¿Demasiados intermediarios? ¿Muchos intereses creados de unos pocos en perjuicio de muchos?

Pongamos fin a este crimen contra la Humanidad, pongamos fin a esta injusticia. Entre todos podemos, Hemos de declarar públicamente para que se entere todo el mundo que no estamos conformes, que no deseamos seguir de este modo, que es una gran injusticia que siempre sean los más desfavorecidos los que más pierdan. (Pierden hasta la vida, aunque muchas veces no nos enteemos por los medios de comunicación).

Humanicemos la Humanidad.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Peregrino

Si, soy un peregrino que va buscando. Que sigue buscando en su interior, en ka gente, en la sociedad que me rodea.

Un peregrino que cree y persigue la utopía.

Un peregrino que nova solo hacia las catedrales, iglesias, monasterios; un peregrino que no camina solo hacia los Santos Lugares, aunque los respete.

Soy un peregrino que busca en su interior, que lucha en su interior, que quiere, aunque quizás sea puro egoísmo, encontrar, hacer, una sociedad más humana. (Humanizar la Humanidad).

Un peregrino que quiere solidaridad, un peregrino que quiere creer en una sociedad más justa, más equilibrada, más respetuosa. ¡Que duda cabe de que existe esa sociedad!, aunque de vez en cuando cuesta encontrarla.

Un peregrino que sigue buscando la fraternidad, que sigue buscando la capacidad que tiene el ser humano y formulas para darse a los demás.

Un peregrino al qué gusta caminar por los senderos de la tierra, analizando, pensando, reflexionando, tratando de hacer proyectos, tratando de analizar los errores cometidos y ver el modo de corregirlos.

Un peregrino que al caminar siente la Vida, siente la naturaleza, siente la grandiosidad de esta tierra de la que disfrutamos.

Un peregrino que ama la Vida, que se preocupa por el presente y el futuro, que quiere hacer nuevos proyectos, que quiere cambiar el mundo, que analiza los valores que priman en la sociedad actual, y no está de acuerdo con muchos de ellos.

En definitiva solo soy un peregrino que trata de encontrar respuestas a algunos ¿Por qué?.

Si cuando vas peregrinando, encuentras solidaridad, encuentras respeto, entrega comprensión, complicidad, amistad hacia los demás, ¿Por qué no puede ser igual en la vida cotidiana? ¿Por qué no puede ser igual en esta sociedad que decimos globalizada pero que no globaliza los verdaderos valores humanos?.

Pienso que nunca se llega tarde a peregrinar, (un encuentro consigo mismo).

Igualmente pienso que al peregrinar, nunca es tarde para alegrar, para encontrar, para reflexionar, para tratar de entender, nunca es tarde para aprender a vivir de verdad en la verdad, nunca es tarde para nada y menos para amar.

Nunca es tarde, por tarde que sea para comenzar, aunque sea comenzar de nuevo.

Soy peregrino.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Carta abierta al Pueblo de Guatemala

Transcribo integramente el artículo aparecido en (Adital), dado lo interesante que es, y lo que puede representar para el muy querido pueblo guatemalteco.

‘Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber’… (Mateo 25, 35-46)

Con la esperanza de contribuir en la construcción de la paz verdadera que urge en nuestro país, nos dirigimos a todos los fieles de la Iglesia Católica y a todo hombre y mujer de buena voluntad para invitarlos a tomar conciencia de la realidad de violencia, de inseguridad, de hambruna, de desnutrición crónica y aguda en la niñez, de analfabetismo y pobreza que estamos viviendo. Una realidad que mata la esperanza de las nuevas generaciones, la pérdida de valores y principios éticos. Nos aflige sobremanera la indiferencia con la que muchas personas ven esta realidad. Las estructuras de pecado se agigantan frente a la apatía de tantos cristianos que pecamos por omisión.

Queremos en esta oportunidad, hacerles un llamado a la unidad, a profundizar la acción pastoral para exigir derechos ciudadanos y humanos. La Iglesia Católica ha iluminado esta realidad con mensajes como el de la carta: "El clamor por la tierra". Ha apoyado la propuesta de leyes y políticas que beneficien a las grandes mayorías de población que han estado en el olvido. Ha acompañado a las poblaciones rurales en sus esfuerzos por el acceso a su derecho legítimo a la tierra, al agua, la salud, la educación, infraestructura y otros servicios básicos, con los programas de Pastoral Social.

Hoy existe en el Congreso de la República la iniciativa de Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral, apoyada y acompañada por la Comisión Pastoral de la Tierra en representación de la Conferencia Episcopal de Guatemala y trabajada en el marco de la Alianza para el Desarrollo Rural Integral -ADRI- y otros sectores sociales, como consenso alcanzado en el marco del Sistema Nacional de Diálogo entre Gobierno y el movimiento social; pero hasta hoy los diputados del congreso de la República con su falta de atención y decisión muestran su incoherencia e indiferencia ante los más empobrecidos de Guatemala; los campesinos, hombres y mujeres.

Si la iniciativa de Ley fuera aprobada, se lograría entre otros beneficios: promover el desarrollo humano integral de la población rural guatemalteca, superar la inequidad y las causas que han provocado la división entre ricos y pobres, impulsar la economía solidaria basada en un modelo alternativo, productivo y sobre los principios de solidaridad, sostenibilidad, democracia y equidad. Esta ley beneficiará a la población rural en pobreza y extrema pobreza, pueblos y comunidades indígenas, población campesina hombres y mujeres, con o sin tierra, las personas asalariadas en el área rural, los artesanos, las micro y pequeñas empresas rurales. Contempla impulsar políticas y programas de desarrollo acordes a las necesidades de la población y con la participación de todos los actores del área rural.

Debemos exigir desde nuestras comunidades, municipios y departamentos la aprobación de la Ley del Sistema Nacional de Desarrollo Rural Integral. Luchemos por un nuevo orden económico, apoyemos con firmas, cartas, llamadas a los diputados, incluso con movilizaciones si fuera necesario. Demandemos a los alcaldes para que exijan a los diputados la aprobación de la ley.
Hagamos todo lo que nos permite la legislación para poner fin a la pobreza, para devolver la esperanza de un mundo mejor, para que los jóvenes, las mujeres, los hombres del campo, los indígenas, campesinos con o sin tierra, puedan tener el derecho a ese desarrollo integral.

La opción preferencial por los pobres nos impulsa, como discípulos y misioneros de Jesús, a buscar caminos nuevos y creativos, a fin de responder a los efectos de la pobreza" (Documento de Aparecida 409). Y es justamente lo que proponemos a ustedes hermanos (as): una acción decidida en defensa de la tierra y de los recursos naturales para alcanzar condiciones de vida digna. Debe desaparecer el flagelo de la corrupción y malversación de fondos, la impunidad y las injusticias, el clientelismo y asistencialismo, es tiempo de un nuevo despertar en nuestras comunidades y en toda Guatemala.


COMISION PASTORAL DE LA TIERRA NACIONAL Agosto de 2009.


Es mision de todos, es misión de toda la Humanidad. Humanicemos la Humanidad.

sábado, 18 de julio de 2009

Contra la desnutricion infantil. " Y comieron felices"

Magnifico juego infantil, y no tan infantil que nos presente Médicos Sin Fronteras, para concienciarnos y enseñarnos algo más sobre la desnutrición que afecta a millones de niños.

Canal Solidario hace una divulgación del mismo y este pequeño blog, se une esa difusión con el claro convencimiento de que puede ayudar a miles de seres, puede crear una motivación en los niños del Primer Mundo y de este modo se vayan concienciando de que ellos también pueden hacer algo para ayudar a los más necesitados.

Os lo recomiendo, no solo para los mayores, sino sobre todo para los mas chicos.

Es un juego " Y COMIERON FELICES" que ayuda a HUMANIZAR LA HUMANIDAD.

viernes, 17 de julio de 2009

Comer. Derecho Fundamental de la Humanidad

El Director General de la FAO, Jacques Diouf, exhorta a los gobiernos a cumplir el compromiso adquirido de reducir a la mitad del número de personas que pasan hambre en nuestro planeta para el año 2015 (Objetivo del Milenio).

Con el paso de los años desde que se firmaron los tan decaídos Objetivos, lejos de disminuir, el HAMBRE, ha aumentado a un ritmo de cuatro millones de seres humanos cada año.

¿Somos humanos? ¿De verdad lo somos? Y si es así, ¿Como podemos admitir que cada 5 segundos muere un niño menor de cinco años por hambre o por alguna enfermedad relacionada con el hambre? ¿Como podemos admitir que un ser humano pierda la vista por carencia de vitamina A, cada cuatro minutos?

Vivimos en mundo con una brecha cada vez más profunda, una brecha que en algunos momentos ya parece insalvable, una brecha que rompe conciencias, que rompe anhelos, que rompe ilusiones, un brecha que rompe la VIDA.

Nos debemos de llamar inmorales, e ilegales. Está demostrado que el hambre no es que sea económicamente ineficiente, es que es ilegal. Y además, su existencia resulta vergonzosa, cuando tenemos capacidad de producir alimentos que aporten 2.100 kilocalorías por día a 12.000 millones de seres, casi el doble de la población mundial actual. Resulta vergonzoso.

La sexta parte del mundo pasa hambre.

Según Manos Unidas, “el reciente incremento del hambre no es consecuencia de las malas cosechas, sino que viene propiciado por la crisis económica mundial, que ha provocado una disminución de los ingresos y un incremento en el desempleo. Por lo que se reduce de modo drástico el acceso de los pobres a los alimentos.

La infancia en la indigencia, vejada, golpeada, inmolada es un crimen contra la HUMANIDAD, y que pronto será juzgada por sus propios descendientes.

Según la OMS, hay cerca de 20 millones de niños que no están inscritos en ningún registro. Se evalúa en 100 millones la cifra de abortos que, anualmente se producen en nuestra tierra. Hay más de 100.000 millones de niños carentes de una alimentación básica.

La Organización Internacional Oxfam, está haciendo los esfuerzos posibles a fin de que los lideres del mundo sepan, admitan y pongan remedio a los gravísimos problemas que acarrea el cambio climático a que nos vemos sometidos, y que va a producir una situación de hambruna nunca antes vista por el ser humano.

Mucha política, mucho G–8, mucho G–20, muchas fotos, muchas reuniones, pero con poquísimos frutos, muy pocos acuerdos y muchas discrepancias. No se trata de salvar la economía mundial, para esto si que hay acuerdos, para esto si que hay unanimidades de criterios, para esto si que hay aportaciones millonarias de todos los gobiernos. Pero ahora se trata señores gobiernos de salvar a la HUMANIDAD, se trata señores gobiernos de aniquilar el HAMBRE, se trata en definitiva de admitir, luchar, y pelear hasta poder conseguir el cumplimiento a nivel global de la máxima “Comer es un derecho fundamental de la HUMANIDAD”.

O como bien dice Pedro Casaldáliga: Primero sea el pan, después la libertad. La libertad con hambre es una flor encima de un cadáver.


HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

miércoles, 15 de julio de 2009

El riesgo de ser mujer

Según el informe de Amnistía Internacional presentado el pasado 9 de Julio, cientos de mujeres pobres, sobre todo campesinas e indígenas están muriendo en Perú debido a que en la práctica no reciben los mismos servicios de salud que el resto de las mujeres del país.

Perú, hoy en día, presenta uno de los índices de mortalidad materna más elevada de todo el continente americano. Según datos oficiales, por cada 10.000 nacidos vivos en Perú mueren 185 mujeres. Según Naciones Unidas este número puede ser aún mayor, apuntando la cifra de 240, siendo como hemos dicho anteriormente campesinas, indígenas y sobre todo pobres.

La muerte de tantas mujeres por causas prevenibles constituye una violación de los Derechos Humanos. No se está teniendo en cuenta la obligación de proporcionar asistencia médica materna a todas las mujeres al margen de quienes sean y el lugar donde habiten.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades peruanas que asignen recursos para paliar la mortalidad materna y la asistencia de la salud reproductiva, dando prioridad a las zonas más desamparadas, más pobres, en resumen a las zonas con mayor índice de mortalidad.

Todo lo anteriormente expuesto puede servir como botón de muestra de nuestra sociedad, que decimos civilizada, de nuestra sociedad de la opulencia, pero con graves faltas en otros aspectos si cabe, mucho más importante como es la dignidad. La dignidad de la mujer.

Además de lo dicho sabemos que, cada año millones de niñas son sometidas a la mutilación de sus genitales. Sabemos que una niña también tiene más riesgo que sus hermanos de ser violada o agredida sexualmente. Sabemos que en algunos países, con la práctica de abortos selectivos según el sexo, los padres pueden matar a su bebe por ser una hembra.

Las Naciones Unidas han definido la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la provocación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como si es en la vida privada”.


En el Día Mundial de la Población, conmemorado el día 11 en todo el mundo, aunque con escasa difusión por los medios informativos, se hace un llamamiento general a los gobiernos miembros de la ONU, a que inviertan en las mujeres y en la salud sexual y reproductiva de la población.

En el mensaje lanzado por Ban Ki-moon, advirtió que “la crisis amenaza con hacer desaparecer los progresos tan difícilmente conseguidos en el mejoramiento de la salud y el alivio de la pobreza”.

Hay que tener muy en cuenta que la mayor parte de las muertes relacionadas con el embarazo y parto, afecta a mujeres pobres que habitan en países en desarrollo donde una 1 de cada 76 corre el riesgo de morir como hemos apuntado por causas relacionadas con la maternidad. En los países industrializados la tasa afecta a 1 de cada 8.000 mujeres.

Los gobiernos deberían de tener muy en cuenta los Objetivos del Milenio, en donde destaca la necesidad de reducir a 13 muertes por cada 100.000 nacidos en el año 2015.

Hemos de asegurar que todo embarazo sea deseado, que todo parto sea seguro y todas las niñas y mujeres sean tratadas dignamente. En ellas va el futuro de las nuevas generaciones.



HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

jueves, 9 de julio de 2009

G - 8 ¿Hasta cuando?

Las ocho mayores potencias mundiales están reunidas en L’Aquila (Italia) ¿Para que?

De momento hay que preguntarles si han hecho sus deberes. La respuesta es ¡No!
Rotundamente no.

En 2005, acordaron aportar en 5 años unos 50.000 millones de dólares para África, y faltando apenas un año para que termine el plazo puesto y faltan 23.000 millones de dólares por desembolsar. ¿Qué v a pasar?

La agencia Oxfam y otras ONG protestan ante tal descaro del G-8. Después del dinero gastado en la “salvación” de las entidades bancarias, no hay derecho a que los países más pobres se sigan viendo arrinconados en condiciones muy precarias de vida, mientras que los bancos vuelvan a dar dividendos a sus accionistas.

Mientras los grandes lideres del G-8 están reunidos, más de 75.000 niños y niñas morirán a causa de enfermedades prevenibles, según denuncia la ONG Save the Children, que además alega que el G-8 no está haciendo lo suficiente para salvar las vidas de los 9’2 millones de niños.

Ha habido países como Francia e Italia que han suspendido sus ayudas poniendo la crisis como excusa, dice la ONG Caritas.

No solo el hambre, sino el cambio climático está incomodando al G-8, que parece ser se muestra impotente ante estos problemas sin resolver.

Intermon Oxfam afirma que el hambre crónica que ya afecta a 1.020 millones de seres humanos esta en gran parte provocado por la emisión descontrolada del CO2, y añade “Estamos cansados de tantas cumbres, de tantas declaraciones, de tantas promesas: Se trata de desembolsar el dinero”.

Los cambios en las estaciones están destrozando las cosechas y provocando la expansión del hambre, es lo que se desprende del informe Evidencia que duele: el cambio climático, la gente y la pobreza, hecho público por Oxfam Internacional.

De momento China dice, que no se siente vinculada al acuerdo sobre cambio climático alcanzado ayer por el G-8, que contempla una reducción de las emisiones de CO2 en un 50% y en , al menos un 80% para los países desarrollados.

El cambio climático es de momento el tema que más desacuerdos está alcanzado en las reuniones. Tanto China como India han mostrado sus recelos ante las propuestas planteadas.

De hecho el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, consideró que los avances realizados ayer por el G-8 en materia de clima "no son suficientes", palabras a las que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, respondió esta mañana asegurando que todavía queda tiempo para cerrar un acuerdo antes de la cumbre sobre el clima que se celebrará el próximo mes de diciembre en Copenhague.

Si no se actúa de inmediato se perderán de manera irremediable 50 años de logros en el desarrollo de los países pobres.


¿Será capaz el G-8 de afrontar de una vez por toda la responsabilidad que tiene?

¿Será capaz el G-8 de no dar comunicados ambiguos? ¿Será capaz el G-8 de una vez por todas afrontar y solucionar además de la crisis en la que nos ha metido, afrontar y solucionar el problema del hambre en nuestra tierra, 0 por el contrario, solo van a ser unos días en L’Aquila, y unas fotos de recuerdo?

No hay que mirarse tanto el ombligo, no solo estamos los el primer mundo, hay que ver la realidad de nuestra tierra, la realidad del Tercer, Cuarto y Quinto Mundo, la realidad de la distribución de la riqueza, la realidad del hambre que sigue matando sin descanso.

¿Habrá que darles una nueva oportunidad?

¿Tendremos una nueva oportunidad? ¿Hasta cuando G-8?

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

jueves, 2 de julio de 2009

¿Estamos en el siglo XXI?

Son momentos de desolación, de rabia contenida, de incertidumbre, de protestas.

Honduras acaba de sufrir un golpe de estado, afortunadamente ninguna nación ha reconocido al gobierno golpista. No obstante hay voces que parece no quieren o no pueden hablar con demasiada claridad, y se muestran remisos a condenar claramente el atropello sufrido por el pueblo hondureño.

Se han cortado las libertades democráticas de un pueblo, se han cerrado emisoras, y las informaciones de las rotativas de los medios de comunicación no fluyen con la rapidez y sobre todo con la objetividad deseadas. Los medios alternativos, son los que están sacando la información al mundo.

Honduras puede servir de ejemplo de la situación que actualmente está sufriendo una parte de nuestro planeta, pero hay muchas Honduras, hay muchas Guatemalas, hay muchas RD del Congo, hay muchas Nigerias,etc.

¿Realmente estamos en el siglo XXI?

Hace años a punto de cerrar el siglo XX, todo el mundo deseaba entrar en el siglo venidero pensando que sería el siglo de paz, concordia, eliminación de esclavitud, eliminación del hambre, el siglo de la democracia mundial, el siglo del entendimiento entre todas las naciones. Se esperaba un siglo lleno de alegrías, un siglo lleno de buenas venturas para la humanidad.

Sin embargo nos resistimos a que haya paz, os resistimos a que haya concordia, nos resistimos a eliminar la pobreza, nos resistimos a paliar el hambre. Nos las ingeniamos para que de un modo u otro no se puedan tan siquiera alcanzar los Objetivos del Milenio.

Sin embargo “Si el mundo puede movilizar mas de 18 billones de dólares para mantener al sector financiero a flote, debería encontrar más de 18.000 millones de dólares para mantener sus compromisos con África”, ha advertido estos días Ban Ki-moon, secretario General de la ONU. Pero parece ser que hay “algo” que impide encontrar esas ayudas, digamos menores.

Para esas necesidades que casualmente concuerdan con las necesidades de los más desprotegidos, no se terminan de encontrar las ayudas necesarias, ya sea en Europa, América o Asia, da lo mismo.

Para los famosos rescates financieros, se han hecho reuniones (G-8, G-20) al más alto nivel mundial para tratar de paliar la crisis global en que nos han sumergido, y no precisamente los países necesitados.

Para tratar de hacer un frente común frente a la crisis global, algo que atañe a casi toda la Humanidad, se ha celebrado la Asamblea de las Naciones Unidas, con participación nula o casi nula de los del G-7; G-8, los cuales parece no tienen excesivo interés en otra cosa que no sea salir de la crisis económica, salir sobre todo ellos mismos, de la crisis.

Ha terminado la Conferencia sobre la crisis económica global. Habían grandes esperanzas sobre todo por los países mas pobres. Los países ricos en lugar de apoyar, se han esfumado del escenario como si con ellos no fuera la cosa, de tal modo que de un modo u otro esta Conferencia ha sido en cierto modo abortada por los países dirigentes.

¿Ha servido de algo?, ¿Cómo ha terminado? Con una declaración no vinculante que no va a las causas de la crisis. Un documento ambiguo, apoyado con recelo por los países más ricos y con cierta decepción por parte de los países más pobres. Al menos ha servido para que países con los que nunca se cuenta, hayan hecho oír sus voces. No obstante los todopoderosos medios de comunicación oficiales, casi no han dado nota de lo acaecido.

¿Es esto lo que nos depara el siglo XXI? ¿No podemos hacer nada más? ¿No hay alternativas posibles? ¿No hay esperanza?

Creo que sí, si que deben haber alternativas, si que deben haber soluciones, si que deben haber modos de sacar este mundo adelante, una de ella sería HUMANIZAR LA HUMANIDAD.

Miguel D'Escoto lo dice de otro modo" La verdad más importante en este mundo es reconocer que todos somos hermanos y hermanas, pero reconocer también las consecuencias que se derivan de esta verdad y cumplirlas. Si queremos paz, dejemos de hacer la guerra contra los pobres, esa es la paz fudamental que nos falta, porque hay una guerra sin cuartel de los ricos contra los pobres de este mundo".

jueves, 25 de junio de 2009

Asamblea General de Naciones Unidas - Madre Tierra

“No es humano ni responsable construir un Arca de Noé que salve solamente al sistema económico imperante dejando a la gran mayoría de la humanidad a su propia suerte, sufriendo las nefastas consecuencias de un sistema impuesto por una irresponsable, aunque poderosa minoría”.

“Hay que reconocer que la actual crisis económico-financiera es el último resultado de un modo egoísta e irresponsable de vivir, de producir, de consumir.”

“El egoísmo y la codicia no se pueden remendar. Tienen que ser sustituidos por la solidaridad, y eso, obviamente implica un cambio radical. Si realmente lo que queremos es una paz estable y duradera, debemos tener absolutamente claro que debemos ir más allá de controles y correcciones del modo existente y crear algo que apunte hacia un nuevo paradigma de convivencia social.”

“En esta perspectiva, es imperativo buscar lo que la Carta de la Tierra llama un “modo sostenible de vivir”. Esto implica una visión compartida de valores y principios que propicien una forma distinta de habitar este mundo y que garanticen el buen vivir de los presentes y de las futuras generaciones.”

“La Madre Tierra se autorregula, articulando, con un equilibrio sutil, lo físico, lo químico y lo biológico de tal forma que hace siempre propicia a la vida. La Madre Tierra produjo una comunidad de vida única dentro de la cual emergió la comunidad de la vida humana- la Humanidad- como la parte consciente e inteligente de la misma Tierra.”

“La Madre, la Inana, la Magna Mater, la Topnantzí, la Pacha Mama, puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin ella.”

“Lamentablemente, a raíz de nuestro excesivo consumo y despilfarro, la Tierra ha ultrapasado ya en un 40% su capacidad de reposición de los bienes y servicios que generosamente nos ofrece.”

“El Bien común de la Humanidad y de la Tierra tiene las características de universalidad y de gratuidad. De este Bien Común Mundial nadie y ningún ser puede ser excluido. Además por su naturaleza, es algo gratuitamente ofrecido a todos y, por eso, no debe ser objeto de compra o venta ni ponerse bajo la lógica de la competencia.”

“¿A quien pertenece la Tierra? La Tierra pertenece, no a los poderosos que se apropiaron de sus bienes y servicios, sino al conjunto de los ecosistemas que la componen.”·


“Por el hecho de ser viva y generadora de todos los seres vivientes, tiene dignidad, que reclama respeto y veneración y hace que ella sea portadora de derechos: derecho de ser cuidada, protegida y mantenida en condiciones de poder continuar produciendo y reproduciendo vidas.”

“Tenemos todavía que reconocer que el modo de producción que se globalizó en su voracidad industrialista ha, en gran medida devastado la Tierra y, así mismo, dañado también el Bien Común de la Tierra y de la Humanidad. Es urgente que busquemos otros caminos más humanos y más favorables a la vida: los caminos de la justicia y de la solidaridad que son los caminos que conducen a la paz y a la felicidad.”

“El agua es un bien natural, esencial e insustituible y todos tienen derecho a ella.”

“Nos preocupa enormemente el afán de privatizarla y transformarla en mercancía con la cual, sin duda, se puede ganar mucho dinero. Agua es vida y la vida es sagrada y no objeto de trueques. Esta Asamblea quiere apoyar los esfuerzos para llegar a un Pacto Internacional del Agua con una gestión colectiva para garantizar a todos este bien tan vital”.

“Algo semejante hay que decir de los bosques, especialmente los tropicales y subtropicales, en donde se encuentra l mayor biodiversidad y concentración de humedad necesaria a la vitalidad de la Tierra. Sin bosques no hay vid ni biodiversidad. Los océanos son los grandes repositorios de vida, los reguladores de los climas, los equilibradores de la base física y química de la Tierra. Bosques y océanos constituyen una custión vital y no sólo ambiental.”

“Pero el gran Bien Común de la Humanidad y de la Tierra es la propia Humanidad como un todo.”

“Cometen crimen contra la Humanizadlos que hacen guerras y construyen una máquina de muerte que puede eliminar de la faz de la Tierra la vida humana y dañar profundamente la biosfera.”

“Es imprescindible proceder cuanto antes a la abolición de armas nucleares por completo, no simplemente reducción o no proliferación. Urge establecer la norma de cero tolerancia para armas nucleares, para todos en general, sin excepciones.”

“El mundo tampoco puede seguir tolerando la obscenidad de los cada ves más astronómicos gastos en armamentos mientras se ofrecen irrisorias cantidades para sacar a la mitad de la Humanidad de niveles de pobreza inexcusables que, además, constituyen una bomba de tiempo contra todos.”

“Cinco ejes fundamentales podrían dar coherencia a las nuevas iniciativas que busquen construir alternativas y también orientar numerosas prácticas que serán discutidas en estos días aquí en la Asamblea General.

1º.- La utilización sostenible y responsable de los escasos recursos naturales.

2º.- Devolver a la economía su debido lugar en el conjunto de la sociedad, superando la visión reduccionista que la hizo ser el eje estructurador de la convivencia humana.

3º.- Generalizar la democracia a todas la relaciones sociales y a todas las instituciones.

4º Forjar un ethos mínimo desde el intercambio multicultural y desde las tradiciones filosóficas y religiosas de los pueblos, a fin de que puedan participar en la definición del Bien Común de la Humanidad y de la Tierra y en la elaboración de nuevos valores.

5º Potenciar una visión espirirtual del mundo que haga justicia a las búsquedas humanas por un sentido trascendente de la vida, de la labor creativa de los humanos y de nuestro corto transito por este pequeño planeta.”

“El escenario actual no es de tragedia, sino de crisis.”

“El actual dolor no es el estertor de un moribundo, sino el dolor de un nuevo parto.”

“Tenemos todos que revestirnos de SOLIDARIDAD y de COOPERACIÓN para poder dar un salto cualitativo hacia un futuro de paz y bienestar.”

Hasta aquí un resumen de las palabras dichas por Miguel d’Escoto, l Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, al iniciarse la Conferencia de Alto Nivel sobre la Crisis Financiera y Económica Mundial y su Impacto Sobre el Desarrollo.


Asamblea General de las Naciones Unidas, el G-192. Un momento histórico para cambiar, un momento histórico en beneficio de toda la Humanidad, sin embargo parece que los que decimos países desarrollados sólo envían delegaciones de bajo nivel. ¿No es importante para ellos esta Asamblea? ¿Quieren seguir como están? ¿No les importa el resto de Humanidad?

Es lógico, cuesta escuchar tantas verdades, cuesta escuchar a una mente privilegiada como la de D. Miguel d’Escoto, pero con tantos detractores, cuesta escuchar las palabras de los países menos desarrollados y más pobres, cuesta escuchar las palabras en contra de la situación actual que solo beneficia a unos pocos.

“Cuando el último árbol sea talado- dice un indio de los EE.UU.- el último rió envenenado y el último pez pescado, entonces vamos a darnos cuenta de que no podemos comer dinero”.

Estamos a tiempo, no desperdiciemos la ocasión.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD