viernes, 27 de marzo de 2009

¿Un voto de confianza para el G-20?

Se acercan las próximas reuniones del G-20. Existe expectación para saber que va a pasar, que se va a decidir. Saber si van a haber acuerdos globales y vinculantes, o si va a haber más de lo mismo; es decir, palabrería, desacuerdos, primacía de los intereses particulares olvidando los intereses generales. La crisis creada por la sociedad capitalista hemos dicho en reiteradas ocasiones en este blog, que afecta más a los países pobres que a los del primer mundo. No obstante se van a reunir solamente los del G 20, para tratar de salvaguardar sus intereses, sus entidades financieras, creyendo con ello que la marcha de este planeta estará solucionada.

Me temo que se equivocan.

Va a reunirse el G-20. El grupo de los países más ricos y alguno de los más emergentes de nuestra Tierra. Los mandamases de nuestro planeta. Los que disponen, los que ordenan, los que dirigen, los que imponen
¿Van a tomar todos el acuerdo de hacer desaparecer por fin los paraísos fiscales? Me temo que no.

¿Van a acordar crear un nuevo modelo económico que prime en primer lugar a los más necesitados (los del tercer, cuarto y quinto mundo?. Me temo que no.

¿Van a acordar un nuevo reparto más equitativo de la riqueza del planeta? Me temo que no.
¿Van a adoptar alguno de los acuerdos alcanzados en el Foro Social Mundial? Me temo que no.

No, no creo que nos impulsen a ir en otro camino diferente al que conocemos.

Me temo que el 20% de la población mundial seguirá poseyendo el 80% de la riqueza.

Me temo que las tres personas más ricas del mundo seguirán administrando activos superiores a toda la riqueza de los 40 países más pobres, en donde viven 600 millones de personas.

Me temo que 257 personas seguirán acumulando mas riqueza que 2.800 millones de personas, con el equivalente del 45% d la humanidad.

Me temo que van a seguir rescatando entidades fraudulentas, que a la postre tienen algo de responsabilidad en esta amarga crisis que estamos sufriendo.

Me temo que los gobernantes van a seguir pidiendo a sus gobernados, que sigan gastando, que sigan consumiendo, y cuanto más mejor, aún a costa de endeudarse.

Es muy urgente dejar de lado el lucro insostenible. Es muy urgente terminar de desenmascarar el modelo de desarrollo que nos ha llevado a donde estamos. No queremos otro modelo igual.

Queremos un desarrollo sostenible, un desarrollo de la persona con sus valores intrínsecos al ser humano, no los valores de Wall Street.

Queremos un desarrollo justo y solidario de la sociedad, donde la máxima “tanto tienes tanto vales”, haya desaparecido.

Queremos un desarrollo de la sociedad más equitativo, de modo que para que unos tengan, no se lo tengan que quitar a los otros.

Queremos un comercio justo.

Queremos que realmente se luche, se destinen los esfuerzos necesarios para conseguir una sanidad que esté al alcance de todos, al igual que la educación.

Queremos que el futuro no esté regido por la ley del más fuerte, del más poderoso.

Queremos un futuro para nosotros y nuestro planeta Tierra, pero un futuro con esperanza, sin el temor de que ¿qué vamos a dejar a los que vienen detrás de nosotros?

Quisiéramos, en fin, que el G 20 no se olvidara de los Objetivos del Milenio, creo que si todos los gobiernos luchases denodadamente para la consecución de los mismos, La mayor parte de los problemas que azuzan este planeta desaparecerían.

En definitiva, queremos, necesitamos HUMANIZAR LA HUMANIDAD.

No hay comentarios: