jueves, 21 de mayo de 2009

La Utopía es Esperanza

¿Estamos conformes como estamos?
¿Estamos conformes con lo que está pasando en nuestro mundo?
¿Estamos conformes con lo que le está pasando y le estamos haciendo a la humanidad?

Pero ¿Qué nos pasa?

Somos autómatas en el interior de una sociedad que no sabe a donde va, impulsada por gobiernos neoliberales, impulsada por una economía que hasta hace poco premiaba a los más poderosos y como continua ahora, sigue olvidándose de los más necesitados. Estamos inmersos en una crisis de identidad, en una crisis económica, resumiendo, estamos inmersos en una grave crisis de humanidad. Pero parece que nos dé igual, parece que no nos damos cuenta de lo que nos ocurre; salvo cuando intentamos llegar a final de mes y no llegamos, salvo cuando en la empresa en la que estamos nos engloban en un ERE, salvo cuando nos presentan el finiquito y nos vamos a engrosar las listas del desempleo.

Pero aún así, parece que estemos conformes en como sigue funcionando esta sociedad, una sociedad volcada hacia el dios dinero, una sociedad que ha perdido parte de sus valores, una sociedad que se ha ido haciendo cada vez más egoísta, sin tener en cuenta los problemas de nuestro alrededor, (solo merece la pena pelear para tener más, a costa de lo que sea, a costa de quien sea, a costa de nuestros hermanos).

Creo que deberíamos de volver a leer el libro de Eduardo Galeano “Patas arriba: La escuela del mundo al revés”. Está escrito hace varios años, pero es de plena actualidad, está en plena vigencia. Hay que reflexionar sobre lo que nos dice.

Seguimos premiando lo más injusto, seguimos aplaudiendo al más corrupto, intentamos ser mas trepa que nadie para llegar a la cima del poder y ser mas ensalzado por la sociedad.

Ahora bien, ¿Estamos a tiempo de hacer que esto cambie? Puede parecer una utopía, pero yo creo en la utopía.

O como nos dice D. Pedro Casaldaliga “Hoy nosotros, en la convulsa coyuntura actual, profesamos la vigencia de muchos sueños, sociales, políticos, eclesiales, a los que de ningún modo podemos renunciar. Seguimos rechazando el capitalismo neoliberal, el neo imperialismo del dinero y de las armas, una economía de mercado y de consumismo que sepulta en la pobreza y en el hambre a una gran mayoría de la Humanidad. Seguiremos rechazando toda discriminación por motivos de género, de cultura, de raza. Exigimos la transformación sustancial de los organismos mundiales (ONU, FMI, Banco Mundial, OMC…). Nos comprometemos a vivir una ecología profunda e integral, propiciando una política agraria-agrícola alternativa a la política depredadora del latifundio, del monocultivo, del agro tóxico. Participaremos en las transformaciones sociales, políticas y económicas, para una democracia de alta intensidad.


Seguirá habiendo crisis y la Humanidad, con sus religiones y sus iglesias, seguirá siendo santa y pecadora. Pero no faltarán las campañas universales de solidaridad, los Foros Sociales, las Vías Campesinas, los Movimientos Populares, las conquistas de los Sin Tierra, los pactos ecológicos, los caminos alternativos de Nuestra América, Las Comunidades Eclesiales de Base, los procesos de reconciliación entre el Shalom y el Salam, las victorias indígenas y afro y, en todo caso, una vez más y siempre yo me atengo a lo dicho: la ESPERANZA.

La alternativa es creer precisamente que Otro Mundo es Posible, y entregarse individualmente y en comunidad o grupo solidario e ir haciendo real ese Mundo posible.

El capitalismo neoliberal es la raíz de esta crisis y solamente hay un camino para que la justicia y la paz reinen en el mundo: socializar las estructuras contestando de hecho la desigualdad socio-económica, la absolutización de la propiedad y la propia existencia de un Primer Mundo y un Tercer Mundo, para ir construyendo un solo Mundo, igualitario y plural.

Es utopía, una utopía necesaria como el pan de cada día.

Donde no hay utopía no hay futuro.”

Humanicemos la Humanidad.

viernes, 15 de mayo de 2009

Humanidad compleja


Si este mundo que habitamos decimos que es complejo, ¿qué podemos decir de sus moradores?

¿Hay algo más complejo que el ser humano?

Estamos viviendo unos momentos de crisis económica (para el primer mundo), estamos viviendo unos momentos muy difíciles y tormentosos (para el Tercer Mundo), pero sobre todos para los que habitamos el primer mundo estamos viviendo una epoca de crisis de HUMANIDAD.


Vivimos en una sociedad mercantilista donde todo hemos conseguido que sea capaz de comprarse y venderse. Hemos conseguido crear una sociedad donde prima el dios dinero por encima de todas las cosas. Hemos conseguido una sociedad a la que no deberíamos tener derecho a llamar Humana, dado lo mal que estamos haciendo las cosas. Somos capaces y de hecho lo estamos haciendo, el robar a nuestra Madre Tierra, la estamos expoliando, como si fuese una mercancía más. La estamos dejando exhausta.

¡A esto hemos llegado! ¿Nos merecemos algo mejor?

Sabemos que existe la ONU, que aunque deja mucho que desear su funcionamiento, etc, si pudiera no ser manipulada por los grandes, si la dejaran hacer como dice su articulado fundacional, si al menos dejasen que el actual Presidente de la Asamblea General el padre (sigue siendo sacerdote) D. Miguel d’Escoto, antiguo canciller nicaragüense, siga utilizando las palabras solidaridad, cooperación, amor, y logre conseguir que sean palabras con lógica, palabras coherentes y con mucho sentido, palabras que irradien solidaridad, cooperación y amor entre toda la Humanidad, y que no sean palabras vacías de contenido; si lo dejasen, podríamos ver una Humanidad mucho más Humana.

A D. Miguel d’Escoto le está costando pero parece que va a conseguir reunir al G-192 (los países integrantes de la ONU), para debatir y emitir una resolución sobre esta crisis que nos atenaza. Se va a intentar fortalecer el ECOSOC, para transformarlo en un verdadero Consejo de Seguridad Económico, con poder efectivo a fin de poder regular los mercados, y no ser estos los que regulen nuestra vida.

Esperemos buenos resultados de esta Cumbre, esperemos que el G-20 no vuelva a convertirse en gendarme de nuestro planeta, esperemos que dejen hablar, que los representantes del Tercer Mundo puedan ejercer sus derechos, que no se vean asfixiados, esperemos que cambie aquello de que “unos pocos toman las decisiones por todos”.

Esperemos que dado que el G-20 el B.M. el FMI, no han sido capaces de sacarnos del pozo en el que nos han metido, una nueva ONU, con gran sentido de responsabilidad, de solidaridad, y de respeto hacia todos los seres humanos, ayude a esta “Humanidad Perdida” a encontrar su rumbo. El Padre Miguel d’Escoto lo está intentando

Esperemos que esta cumbre mundial comience y sea capaz de ayudar a HUMANIZAR LA HUMANIDAD

¡No a la pena de muerte! ¡VIDA!

A través de Canal Solidario, me llega esta solicitud efectuada por Amnistía Internacional.

¡Actúa!: Mujer embarazada en peligro de ejecución en Somalia

Ifraah Ali Aden, embarazada de cuatro o cinco meses, se encuentra en riesgo de ejecución, tras haber sido declarada culpable del asesinato de otra de las esposas de su marido, también embarazada.
¿Es justo?. ¿Es humano?. ¿Deseamos esto para nuestros hermanos sean de donde sean?
¿Es la condena a muerte la solucción de los problemas? ¿Que tribunal humano es capaz de dictar una sentencia de muerte? ¿Un tribunal que se dice hace justicia?
Estoy totalmente en contra de la PENA DE MUERTE, venga de donde venga, sea por lo que sea. Considero que no somos quien para quitar una vida.
Hay otros metodos para solucionar los problemas, ¡NUNCA LA PENA DE MUERTE!


Aministía Internacional (AI) señala que "todo apunta a que Ifraah Ali Aden fue condenada a muerte después de un juicio injusto". Según informes, el juez que la procesó es el padre de la víctima.Además, la sentencia a muerte se dictó el 27 de abril, apenas 24 horas después de que se produjeran los hechos. "No está claro si Ifraah Ali Aden tuvo acceso a un abogado pero, en cualquier caso, no tuvo tiempo de preparar una defensa adecuada, tal como exigen los estándares internacionalmente reconocidos de juicios justos", añade AI.Asimismo, afirma la organización, el Derecho Internacional de Derechos Humanos prohíbe explícitamente la ejecución de mujeres embarazadas y de madres con hijos recién nacidos. Por ello, Aministía Internacional pide que actúes para evitar esta ejecución.


Firma para impedir la ejecución de Ifraah Ali Aden.

Firmemos para seguir HUMANIZANDO LA HUMANIDAD.

¡HACE FALTA TANTA HUMANIDAD!

lunes, 11 de mayo de 2009

Historia del dinero. Como se fabrica el dinero

Inserto en el blog, un video algo largo 47 minutos, pero creo que muy interesante, y más ahora en estos tiempos en que vivimos. Es de plena actualidad, educativo, nos explica cosas que creemos saber pero, y la vez nos asusta como se hacen algunas o se han hecho algunas cosas, entre ellas .........EL DINERO.
Es un video - documental didáctico donde se explica cómo se crea y funciona el dinero, una vez visionado, uno ya puede hacerse una idea de cómo funciona nuestro agradable mundo financiero y social.

Es espeluznante entre otras frases que mencionan en el documental la del banquero Meyer Rothschild, fundador de la dinastía Rothschlid: "Denme el control del dinero y ya no importará quién haga las leyes



El titulo del video es Dinero=Deuda (tarda unos segundos en comenzar pero vale la pena)

jueves, 7 de mayo de 2009

Día Mundial del Comercio Justo

El próximo sábado 9 de Mayo se celebrará el Día Mundial del Comercio Justo, bajo el lema Big Bang “Hazte oír por el Comercio Justo: Golpea la pobreza, el cambio climático y la crisis financiera.


El sábado el planeta va a despertar a ritmo de tambores que no cesarán durante 24 horas. Este Big Bang comenzará en Nueva Zelanda terminando en Samoa.

¿Pero qué es el Comercio Justo?

“El Comercio Justo es una asociación de comercio, basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las organizaciones de Comercio Justo, apoyadas por los consumidores, están implicadas activamente en apoyar a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional.”

En la raíz de las grandes desigualdades entre el Sur y el Norte están las relaciones comerciales.
El Norte siempre marca las reglas del juego -competitividad y máximo beneficio a cualquier precio-, a costa de un Sur -fuente de materias primas y mano de obra barata- y cada vez más empobrecido.

La explotación laboral, la esclavitud, la explotación infantil, la discriminación de la mujer, los salarios de miseria, las condiciones de trabajo insalubres, la destrucción de la naturaleza . Estas son algunas de las características que forman parte, con frecuencia, del precio que pagamos en nuestras compras, sin que seamos conscientes de ello.


En el Comercio Justo, se establecen unas relaciones comerciales basadas en el trato directo y el respeto mutuo, con criterios no sólo económicos sino también sociales y ambientales.
En los países del Sur, las comunidades más pobres se organizan para conseguir una vida digna. Forman cooperativas de campesinos, grupos de mujeres, artesanos, asociaciones de carácter social (que trabajan con niños y niñas de la calle, con marginados, etc). Son los productores, el primer eslabón del Comercio Justo.
El resultado de su trabajo es un sinfín de productos de alimentación, textiles y artículos de artesanía (café, cacao, chocolate, azúcar, ropa, artículos para el hogar, cerámica, bisutería, marroquinería, juguetes...)
En los países del Norte, las organizaciones de Comercio Justo trabajan con estos grupos, con el fin de abrir mercado a sus productos. Así, las importadoras y las tiendas de Comercio Justo hacen posible que sus artículos lleguen a nuestras manos.


Los consumidores somos el eslabón final que hace posible el Comercio Justo. Al utilizar con responsabilidad nuestro poder y valorar no sólo el precio de los productos, sino también las condiciones sociales y ecológicas en que se han fabricado, podemos decir NO a la explotación y contribuir a establecer relaciones comerciales más equitativas. En las tiendas de Comercio Justo, encontramos productos de calidad, que han sido comprados directamente a los productores, eliminando en lo posible el número de intermediarios., pagando un PRECIO JUSTO a los productores.

También podemos apoyar las campañas de las organizaciones de Comercio Justo destinadas a promover los cambios necesarios (políticos y económicos) para acabar con las condiciones de explotación.

El Comercio Justo Humaniza la Humanidad.