martes, 5 de enero de 2010

No hagamos más divisiones.

En España y en gran parte de los países pobres, esos que llamamos del Tercer Mundo, conocen y saben lo que es Cáritas.

Supongo que el nombre de Cáritas fue puesto como símbolo de Caridad.

Acabo de leer en uno de los blogs que sigo, (Con los pobres de la Tierra), una noticia que me ha dejado además de sorprendido, malhumorado, descorazonado, etc.

Siempre he creído en la buena labor de esta organización, nunca había pedido los apellidos de la misma, no me importaba, tan solo importaba la labor que hacía, tanto en España, como en los países más necesitados.

Todos hemos leído cientos de comentarios acerca de la Parroquia de San Carlos Borromeo, en el barrio de Vallecas en Madrid, aquellos sucesos que ocasionaron un fuerte enfrentamiento entre la citada Parroquia y el Arzobispado de Madrid.

Después de aquellos tiras y aflojas, después de muchas manifestaciones a favor de la labor que realiza la comunidad de San Carlos Borromeo, después de la magnífica reacción popular para evitar el cierre de la Parroquia, esta fue degradada a la categoría de capellanía.

Elogio desde aquí la gran labor llevada a cabo por la citada Parroquia, en la que no se piden carnets, no se piden credenciales, no se piden apellidos, tan solo se da, se da ayuda, se da de comer, se da alojamiento, se da solidaridad, no se obliga a creer en una confesión, no se obliga a cumplir con unos Sacramentos, tan solo se da AMOR.

Ahora Cáritas Madrid ha suspendido el uso por la Comunidad de San Carlos Borromeo, de las llamadas HOJAS DE CARIDAD, documentos que suponen la entrega de una cantidad máxima de 900 euros anuales a las familias más necesitadas de la zona.

Desde muchos blogs, luchamos, protestamos y ayudamos dentro de nuestras limitadas posibilidades a erradicar el hambre en nuestra Tierra. Luchamos para concienciar a los gobiernos, a las personas, para concienciar a todo el mundo de que el hambre debe ser erradicada. Se puede si se quiere.

Queremos que el hambre no se trate de un modo político, ni administrativo, ni lleno de burocracia, queremos que se trate con el corazón y con la razón, pero para combatir el hambre, para combatir la pobreza cada vez mas reinante no podemos apoyarnos en politiqueos, no podemos confiar en burocracias, no podemos ser partidistas de tal o cual religión, partido, etc. El Hambre y la POBREZA es la misma para todos.

Desde este humilde blogs, pido a Cáritas deje de obrar como lo está haciendo, bajo consignas, bajo slogans, bajo directrices dadas por una jerarquía eclesiástica, que parece no busca el bien de los más desfavorecidos, sino mas bien parece que solo busca el bien de los suyos, de los que llevan su apellido.

No hagamos más divisiones, trabajemos todos juntos para intentar erradicar la pobreza, sin preguntar nombre ni apellidos, ni religión, ni raza, ni partido. En la pobreza hay que entender que todos somos iguales, no hay buenos ni malos, solamente hay POBREZA. Recordemos aquello tan simple pero tan complejo de "HAZ EL BIEN Y NO MIRES A QUIEN".

Luchemos pues, para tratar de erradicar la POBREZA, luchemos para que los organismos como Cáritas, dejen el camino erróneo y cumplan la gran labor que deben desarrollar y en la que muchos de nosotros todavía confiamos.

Caso de no ser así, poco a poco el terreno labrado y abonado por Cáritas, con la ayuda de toda la sociedad, se va a echar a perder, por lo que miles y miles de seres humanos van a seguir encontrandose en el fango de la POBREZA.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD

No hay comentarios: