miércoles, 9 de abril de 2014

Lo están consiguiendo

No me gusta la situación a la que nos han llevado. 

Desde estas líneas y a lo largo de varias temporadas, he pretendido expresar en voz alta alguno de mis sentimientos. Algo que necesitaba sacar de mi interior. Algo que a la vez pretendía fuese un grano de arena más a los efectos de poder "Humanizar la Humanidad".

En diversos momentos de esta aventura, he pretendido dar mi opinión sobre la situación actual, a la que nos han ido llevando poco a poco, pero paso a paso lo han conseguido.
Nos han dejado sin fuerzas. Cada día protestas, manifestaciones, pero no se consigue apenas nada. Siguen los desahucios, sigue la corrupción galopante y sin freno. Sigue instaurándose entre nosotros como una buena amiga diabólica esa penuria, esa tristeza de ver como no se cumple la ley, y se siguen expulsando a seres humanos que tan solo pretenden aspirar a una vida mejor para los suyos. Sigue instaurándose de modo silencioso pero solemne esa pobreza que cada día devora y devora cientos de hogares, sin mayores recursos que los que les llegan de allegados, ongs, cáritas, asociaciones.

¿Quien iba a decirnos hace diez años que en nuestro país se iba a pasar hambre? Que en nuestro país, las cosas iban a estar tan mal como están y seguirán estando, a pesar de que los gobernantes, con su despotismo, con su maldita mayoría, nos dicen que ya se está saliendo.

Cuando les oigo hablar de este modo, no se de que país hablan. desde luego que del mio no. Aquí, cada día noto mayor abandono de las instituciones hacia los mas desprotegidos, nos vuelven a obligar a hacer aquello que nos decían nuestros padres de "ver, oir y callar". Pero que bien lo han hecho. Quien se mueve no sale en la foto y es despedido sin contemplaciones. Quien protesta es un terrorista o de algún grupo extremista. Parece que estamos volviendo a los años oscuros. Aquellos en los que nos pusieron las orejeras y a base de fútbol y toros, nos llevaban como a borregos, todos en fila y quien se salía, palo. Parece, digo, que llegamos de nuevo a esa época. Los de arriba han abierto de un modo desorbitado la brecha existente con los de abajo. Y siguen pidiendo más y más, son buitres a la caza de lo que queda. Los grandes pasteles se los han repartido, tan solo quedan migajas y aún así siguen mostrando una voracidad terrible. Tienen que conseguir su objetivo, cueste lo que cueste y caiga quien caiga. Siempre que no sean ellos, los de su equipo.

Han dejado una ley maltrecha, totalmente politizada, abandonando además la justicia universal. ¿Es esa la marca España de la que quieren presumir?.

En el quehacer diario veo la misma necesidad que hace un año. No señores gobernantes, esto no se ha terminado, vayan a visitar las colas de personas que acuden diariamente a solicitar ayuda a Cruz Roja, a las ongs, a Servicios Sociales, a los comedores sociales, a los bancos de alimentos.

¡Que bien les ha venido que seamos un país tan solidario! Las Ongs, han asumido un rol, que debería ser asumido por el gobierno. El gobierno se lava las manos y no quiere saber nada de lo que hacen los comedores sociales, de lo que hace Cruz Roja, de lo que hacen los Bancos de Alimentos, Stop Desahucios, Caritas y tantas y tantas agrupaciones a las que hay que agradecer su enorme dedicación para con los más desfavorecidos.

Nos quieren vender que el desempleo comienza a bajar. ¡Mentira!. Mil veces mentira. ¿Cuantos contratos fijos se han firmado? ¿Cuales son los minisalarios con los que se están haciendo ahora los contratos laborales por semanas o meses? Estos contratos sacan al trabajador de la cifra del paro, pero el trabajador no puede vivir con 600 euros o menos al mes, con esa nomina, no puede llegar a fin de mes y no es por que despilfarra.

Los empresarios pretenden incluso que el salario vaya intimamente ligado a los resultados de las empresas, de modo que si la empresa declara pérdidas, el salario pueda ser minorado. Pero si ocurre lo contrario es él y los accionistas quienes lo notarán, nunca el trabajador. ¿Quien va a verificar que los resultados empresariales no han sido maquillados para conseguir los que necesita el empresario?

Se está dejando marchar de un modo muy alegre, casi sin darle importancia, a nuestros jovenes, a otros países. En el nuestro no tienen cabida. Craso error, que lamentarán las generaciones venideras. Les decíamos que queríamos dejarles un mundo mejor, y no hemos cumplido nuestra promesa, les hemos jodido el futuro, se lo hemos puesto casi imposible. Luego nos lamentaremos de que no están con nosotros. Los hemos echado de nuestra tierra.

Ante tal enormidad de despropósitos que se han hecho, que queda por hacer sino salir de una vez a la calle y exigir el cambio, la vuelta a los valores, la aniquilación de la maldita globalización, la redistribución de la riqueza, el abrazo a la solidaridad, la vuelta a lo que yo digo "HUMANIZAR LA HUMANIDAD". 



1 comentario:

Anónimo dijo...

muy buen tema el drama que son contados a los que le interesa por esto mismo no se avanza en esta materia.