lunes, 27 de abril de 2015

El riesgo de vivir más

Sin duda alguna hoy es lunes. Casi siempre tenemos un poco miedo al lunes, claro después del fin de semana pues...

Y si, claro que se lo tenemos lo mismo que a la rueda de prensa de los viernes al termino del consejo de ministros (en minúsculas).

Hoy leo en la prensa: el FMI, pide bajar las pensiones por "el riesgo de que la gente viva más de lo esperado". Fantástico, Genial.

Unos dirán que se ha sacado de contexto, otros dirán que eso no lo ha dicho la madame Christine Lagarde. Los de más allá dirán que si patatín y que si patatán.

En definitiva, que como vamos a vivir más (eso suponen, sin querer darse cuenta de que si siguen haciendo más y más recortes, terminaremos antes), hemos de trabajar más años y tienen que bajar las pensiones. Divino.

Eso quisiéramos, poder trabajar más. Eso quisiéramos, que hubiese trabajo para todos. Eso quisiéramos, no tener que utilizar las ayudas del desempleo y poder jubilarnos a la edad que cada uno quisiera, y mientras tanto poder vivir dignamente. Si no hay empleo no somos nosotros quienes lo hemos destruido.

Pero no, el FMI, el BM, ordenan y exigen su cumplimiento. Hacen unas previsiones, se montan su historia; para este si, para este no, para este ya veré y mientras que espere, para este no, de ninguna manera, a este le quito a este le pongo, a este le quito un poco, a este le pongo algo más.

Los técnicos del FMI, obedecen sin rechistar, las ordenes que muy probablemente emanen de grandes ordenadores, a los que se les han ido metiendo datos, para que sea el ordenador el que imparta las instrucciones necesarias para el buen gobierno de nuestra tierra. El ordenador manda, lo que dice va a misa, y no hay quien se oponga. Los grandes gestores del FMI, están en otro lugar, a ellos no les atañe, no va con ellos, ellos son de otro mundo, ellos son de otra galáxia y por lo tanto no se les puede medir con el mismo rasero. En caso de errores o de fallos en las previsiones a ellos no les salpica. Mientras tanto la humanidad sigue muriendo de hambre, mientras tanto la inmensa mayoría, se debe sentir feliz por tener un empleo cada vez más inestable y peor pagado. La dignidad himana no quieren que exista, tan solo para un grupo muy selecto.

Ellos tienen unos retiros y pensiones vitalicias, y no se les tiene en cuenta si su gestión ha sido buena o mala para la sociedad mundial. Esto no tiene importancia.

No tiene importancia que hayan hundido economías de países enteros, No tiene importancia que hayan impulsado guerras económicas para que ganen unos pocos mucho y muchos nada, sino que pierdan.

Sin irme por las ramas, pienso que de una vez por todas se les debe hacer ver que hay seres humanos en esa tierra que ellos quieren dirigir, que hay seres humanos que tienen derecho a un trabajo digno, y que somos seres humanos y no números para cuadrar en un balance, aquí pongo y aquí quito. Somos seres humanos con nombre y apellido

Somos seres humanos y como tal, queremos y debemos vivir dignamente todos, y puesto que hay para todos, tenemos pleno derecho a ello; y si esto no es posible, son ellos los que deben de poner los medios necesarios para su consecución. Ese es su trabajo y no otro y para eso nos han impuesto el que les paguemos.

Si no es así, están demás. 

Humanicemos la Humanidad.





No hay comentarios: