jueves, 17 de marzo de 2016

la Europa oscura

Esta vieja Europa, inmersa en sus problemas burocráticos, de poder, de crisis económica que no tiene fin, de falta de memoria, de falta de vergüenza, de falta de solidaridad. Esa vieja Europa de la que comenzamos a renegar dado que no comulgamos con nada de lo que disponen sus gobernantes. 

Los nuevos gobiernos  que van surgiendo, de ultraderecha sobretodo, que no tienen conciencia de nación solidaria y solo se saben mirar el ombligo. Esos nuevos gobiernos que solo se preocupan de si mismo, llenos de corruptelas, y ni se miran ni se reflejan en el pueblo.

Esa Europa no nos representa. No queremos esa Europa.

Europa, cansada de ver la agonía de ese pueblo sirio que lleva cinco años llenos de destrucción, cinco años de no contar para ninguna política. Cinco años llenos de angustia, de intentar sobrevivir pese a que parece que las grandes potencias están en contra. Da la sensación y nada parece contradecir el deseo de destruir un pueblo, sin darse cuenta de que ese pueblo ademas de unos gobernantes está lleno de seres humanos, está llenos de niños, mujeres, ancianos, pero por desgracia, no cuentan para nada.

Esa vieja Europa que no tiene memoria, que no recuerda su pasado y no quiere recordarlo, pero que está presente y más en estos momentos. Esa vieja Europa que agoniza y no precisamente por la venida de refugiados; que como sucede en nuestra frontera sur, tan solo buscan el huir de sus paises en guerra y llenos de miseria, tan solo desean dar un poco de tranquilidad a sus familias, a sus hijos e hijas y a sus mayores, librarlos de la persecución, librarlos en definitiva de una muerte mas bien cercana.

La vieja Europa no se escandaliza del no cumplimiento de los Derechos Humanos, no se escandaliza de ver todos los días en las noticias el largo sufrimiento que llevan esas gentes huyendo ya no saben a donde, a donde les dejen, pero nadie les deja.

En Macedonia, en Grecia, en Turquía,en Hungría, etc, por allí, no aparecen los grandes de la politica Europea, por allí solo aparecen voluntarios, y periodistas que no van a exhibirse como en una feria, sino a colaborar, a dar fé de lo que está ocurriendo, a intentar del modo que sea salvar vidas, salvar la vida que parece no desean los políticos que se enrocan en si mismos y a base de politiqueo sucio dar la espalda a un gravísimo problema que a todos nos atañe.

Solo es el pueblo llano el que se da cuenta del problema de estas gentes y no aprueba de ningún modo que sigan pasando los días, las semanas, los meses, sin que los estados hagan algo. La política solo ve números no ve personas, no vé seres humanos,tan solo vé números y dinero

Hemos de decir fuerte a nuestros gobiernos que no nos representan que no estamos conformes con su política, hemos de hacer que retrocedan en las graves decisiones que han tomado y que solo valen para que los refugiados sigan dando vueltas por la vieja Europa sin llegar a ninguna parte porque en definitiva ningún gobierno los quiere, a ningún gobierno  les interesa.

No son motivo de hacerse fotografías con ellos, no merecen la atención, no merecen una visita de los grandes de la política, según parece son  momentos de silencio, y de oscuridad.

¡Que no nos callen! No nos representan, no estamos de acuerdo con esa política. Queremos ser solidarios, queremos dar una solución a unos seres humanos como nosotros que tratan como nosotros de vivir en un mundo mejor, para ellos y los suyos, antes de que sea demasiado tarde. Ningún ser humano es ilegal.

HUMANICEMOS LA HUMANIDAD